jueves, 18 de diciembre de 2014

Mi Carta Navideña


Siempre he dicho que me debo a mis lectores (o quizás no lo diga mucho, pero lo pienso), así que yo encantado de aceptar la propuesta que me ha hecho llegar mi querida Untzi, cuyo blog de temática nupcial no os podéis perder (visitadlo con un sólo clic y veréis qué maravilla).

Así pues, y tirando del refranero popular, "recojo el guante" que me ha lanzado esta gran bloguera y me lanzo a escribir mi carta con los deseos de Navidad (sí, esos que nunca se cumplen) de cara al 2015:



Y ahora a pedir cosas por esta boquita pantalla de ordenador... por pedir que no quede:

- Me gustaría cumplir mis objetivos académicos y compaginar del mejor modo posible las carreras de Historia del Arte y Antropología Social y Cultural.

- Que me toque la lotería (no es que me guste acumular dinero, pero es que este deseo resume todos los que contienen verbos del estilo "comprar", "viajar" y así... por ahorrarme unas cuantas peticiones, vaya).

- Quiero que el 2015 sea un año entretenido, porque nunca me ha gustado aburrirme y (pese a que a veces diga lo contrario) me apasionan las sorpresas.

Para mí ya no quiero pedir nada más. Ahora veamos qué deseos me gustaría que se cumplieran para toda la humanidad... Podría haber recurrido al sufrido "salud, dinero y amor", pero creo que estas peticiones son más divertidas (y necesarias para el bien mundial):



1) Que no nos hagan fotos a traición cuando no vamos bien peinados, porque uno tiene una imagen y no se puede permitir cosas así. Una de las gemelas Olsen ya lo tenía claro desde bien pequeñita...



2) Que Dios (o la energía cósmica o como queráis llamarlo, porque algo hay) nos dé fuerzas para aguantar a los gilipollas la gente menos agradable. O eso o que podamos hacer como en el juego de los Sims, que metes a los muñequitos en la piscina y disfrutas viendo cómo se ahogan.



3) Si hay algo que necesitamos seriamente, sobre todo los estudiantes pero también los trabajadores, es una técnica para compaginar nuestra vida social y la exagerada (e inútil) cantidad de trabajos que se nos viene encima cada curso (y si no que se lo digan a Patricia, que está desaparecida en combate a causa de una avalancha de trabajos de magisterio).



4) Lo que todo fashionista debería tener es un "efecto ventilador" en su vida... Porque la actitud lo es todo y debemos a aprender a entrar en los sitios à la Beyoncé. Ahora que os lo he dicho, sabéis que no podréis vivir más sin este efecto ventilador. Ojalá uno en mi día a día.

Terminaremos por un quinto deseo... Podríamos pedir que se acabaran las guerras en el mundo, tener la capacidad de ser más tolerantes con los individuos inferiores distintos a nosotros (a los fashionistas me refiero, que somos el próximo eslabón de la evolución humana) o incluso podríamos pedir que Mariló Montero se estuviera calladita. Pero como está muy complicado todo, pues casi que pedimos algo más realista:



5) Por favor, fuerzas cósmicas, deseo que Britney Spears se aprenda por fin los bailes de sus canciones, porque todo el mundo nos los sabemos menos ella. Esta imagen nos demuestra lo preocupante que es ya, al borde de la degeneración en algún ser totalmente arrítmico como Leticia Sabater... #ApadrinaABritney porque necesita un coreógrafo en su vida (y un estilista, y un personal trainer... pero vamos, que esto es una carta de reyes, no un milagro).

En fin, espero que os haya gustado este post, algo distinto a lo acostumbrado y con un poco de humor, que buena falta nos hace. Y, por supuesto, os deseo un año lleno de moda y de estilo, mejor si cabe que este 2014. ¡Volvemos mañana con más moda!

O.

miércoles, 17 de diciembre de 2014

Nuestras favoritas en los Premios Mujer Hoy 2014


Estamos en la recta final del primer cuatrimestre académico, por lo que lamento no poder dedicarle el tiempo que debiera al blog, pero hoy no podemos dejar pasar la tarde sin comentar los mejores estilismos que vimos ayer en la alfombra roja nacional de los premios organizados por la revista Mujer Hoy.

Y, como siempre, comenzamos el repaso con mi favorita de la noche:



Porque a mí hay algunas firmas que me tienen ganado de entrada, y eso me ocurre precisamente con los diseños salidos del taller del difunto diseñador dominicano Oscar de la Renta. Por otra parte, justo lo mismo es lo que tengo que decir respecto a la actriz Silvia Abascal, pues el modo tan natural que tiene de lucir los diseños sobre la alfombra roja es algo totalmente envidiable que muchas actrices de Hollywood quisieran para sí. Si a todo esto le sumamos que este diseño que cerraba la colección Spring 2014 de la firma estaba en mi lista de deseos (de hecho, pensé en él como posible vestido de boda para la siempre original Olivia Palermo) poco queda por decir sobre lo mucho que me gusta esta imagen. Solamente un clutch de Yliana Yepez y la siempre acertada mano del estilista Víctor Blanco eran necesarios para cerrar un look donde el vestido lo es todo, pues la delicadeza de sus relieves y su caída a base de finas sobrecapas hablan por sí mismas. De 10.



Muy de cerca le sigue nuestra querida María León, otro de los nombres habituales en nuestra lista de mejores vestidas. En esta ocasión, la editora de Mujer Hoy y embajadora de Pedro del Hierro decidió deslumbrarnos con un espectacular diseño de Isabel Basaldúa, que sin duda merece ser visto desde la espalda. Teniendo en cuenta que los tonos nude no suelen figurar entre mis favoritos (prefiero los crema o los pastel, puestos a elegir), todavía tiene más mérito que María esté tan alta en nuestra clasificación, pero es que detalles como la magnífica textura del tejido o el escote joya de la espalda logran enamorarnos a simple vista. Además, suyo es el peinado más original de la noche, un moño bajo con una coleta que se encuentra recogida sobre sí misma. Magistral.



Medalla de bronce para otra de las it girls del panorama nacional, Paula Echevarría, quien volvió a confiar en uno de los preciosistas diseños de la gran Dolores Promesas. Indudablemente, la protagonista de Velvet es una de las famosas que mejor luce las creaciones de la firma, ya que nadie sabe lucir como ella estos vestidos tan espectaculares. A la habitual pedrería y la clásica cola que hemos visto otras veces en Paula, se suman en esta ocasión un apagado color verde grisáceo (que me parece todo un acierto) y un necesario cinturón metalizado en acabado dorado que aporta la luminosidad que necesitaba el estilismo, además de actualizarlo enormemente. Nada mejor que un maquillaje en colores rosados y una sencilla melena hacia atrás para poner el broche de oro a este look.



Ya os habrá quedado claro que lo que yo siento por Carmen Lomana es devoción (sí, lo confieso, soy lomanista), pero es que esta señora es capaz de defender todo cuanto se propone. Si hace unas semanas la veíamos llevando a otro nivel el estampado de leopardo, hoy damos un giro de 180º y contemplamos que la socialité leonesa también es capaz de lucir impecablemente otros diseños mucho más clásicos. Y no le quitemos mérito a su vestido, una creación de Matilde Cano que podemos considerar una joya en sí misma, pues la disposición de aplicaciones sobre la capa de gasa en color azul empolvado crea un resultado sencillamente precioso. Luminosidad y clasicismo, esas son las bases que hacen que este look se haya colado entre los mejores de la noche.



Y por último, pero no por ello menos importante, tenemos a la pareja formada por Juana Acosta y su vestido de Nicolás Vaudelet. Aportando ese toque de sofisticación que toda alfombra roja necesita, la actriz de origen colombiano se decantaba en esta ocasión por un vestido en negro que destaca por su atrevida espalda acordonada, un detalle que ejemplifica a la perfección que se puede estar muy sexy sobre la alfombra roja insinuando pero sin mostrar más de lo debido. Poco más era necesario añadir a este look, pues Juana Acosta es toda una belleza y nos encanta la confianza y el encanto natural que siempre acompañan a la actriz. Por cierto, nosotros estamos encantados de verla cada martes en Velvet, interpretando el papel de la misteriosa y rompedora Sara Ortega.

Bueno, aquí termina nuestro repaso a la que sin duda ha sido una de las alfombras rojas españolas del año (con permiso de los Premios T de Telva y los Goya). ¿Cuál ha sido vuestra favorita?

O.

lunes, 15 de diciembre de 2014

Carey Mulligan y Dianna Agron en la "A Small World" Benefit Gala


Aunque hoy empezábamos la semana con una selección de vestidos cortos, no hay nada como unos estilismos en largo para alegrarle a uno la jornada. Y, ya que las alfombras rojas nos quedan todavía un poco lejos, las galas benéficas que suelen celebrarse en época navideña son sin duda el mejor escaparate para contemplar estilismos de ensueño.

De momento, nos vamos a la gala benéfica que celebró la fundación "A Small World" este mismo sábado en la localidad suiza de Gstaad:



Y comenzamos por la siempre elegante Carey Mulligan, pues la británica sigue siendo la mejor embajadora para los diseños de la casa patria Alexander McQueen. En esta ocasión, Carey sacaba su lado más salvaje gracias a un diseño de la colección Resort 2015 que destaca por elevar a otro nivel el animal print de leopardo, convirtiéndolo en una apuesta sofisticada para cualquier tipo de evento. Teniendo en cuenta que la actriz suele destacar por su minimalismo, este vestido es toda una declaración de intenciones y logra convencerme sin apenas esfuerzo, pues supone una elección muy refrescante. Vale que su bolso de mano en forma de sobre de Stella McCartney no es el clutch que deseábamos ver, pero el recogido hacia atrás y el maquillaje lleno de luz son tan perfectos que logran que nos enamoremos de pies a cabeza de este estilismo. Por cierto, si a los más avispados os ha sonado el vestido, es porque Elizabeth Banks llevó hace poco más de un mes la versión en corto.



La otra gran estrella de la velada fue la actriz Dianna Agron, y lo cierto es que su estilismo no se queda atrás para nada. Las pocas veces en que la intérprete de Glee no nos ha gustado sobre la alfombra roja ha sido por culpa de diseños demasiado apagados o poco juveniles, por lo que no podríamos estar más encantados de verla enfundada en este fantástico ball gown de Osman Resort 2015. Estamos en uno de esos casos en que todo encaja: las depuradas líneas de corte con escote palabra de honor curvo, el colorido estampado de inspiración oriental y los magníficos complementos en blanco de acabado nacarado, destacando su clutch firmado por Edie Parker. Además, el acabado del look vuelve a ser perfecto, gracias a un maquillaje tremendamente luminoso y un recogido muy chic con efecto ladeado. También habíamos visto antes la versión en corto de este vestido, pues lo llevó Emily Blunt en la prèmiere londinense de The Edge of Tomorrow.

Yo al principio tenía mis dudas, pero creo que siendo objetivos el estilismo con mayor luminosidad y mejor acabado en este caso es el de Dianna Agron. Le agradecemos muchísimo el cambio a Carey, pero el look de Dianna es sencillmente sublime. ¿Y a ti, quién te ha gustado más?

O.

Cómo acertar vistiendo de corto, por Taylor Swift, Julianne Moore y Maggie Gyllenhaal


Aunque ya estamos a mediados de diciembre y el frío se va notando cada vez más (por no mecionar el mal tiempo, porque aquí en Valencia llueve a cántaros), las famosas siguen apostando por el corto en las alfombras rojas de menor categoría o los eventos promocionales.

Siendo yo fan de los diseños en largo, no os voy a negar que espero con ansias la llegada de la temporada de premios, pero lo cierto es que hoy tenemos tres estilismos en corto que no están nada mal:



Y empezamos con la versión más clásica, representada a la perfección por la siempre solvente pareja que forman la cantante Taylor Swift y los diseños de la firma Oscar de la Renta. El vestido, perteneciente a la colección Spring 2015, destaca por la sublime utilización de elementos tan elegantes como el clásico bicolor en blanco y negro, la silueta ladylike de su corte o los motivos recortados en láser que vemos adornando el bajo tail hem de la falda. Puede que no sea nada nuevo y que ni sus complementos ni su look de belleza salgan de la habitual zona de comodidad de la cantante, pero el resultado es sencillamente impecable.



Justo lo contrario es lo que esperamos de Julianne Moore, pues la actriz es bastante dada a arriesgar y así nos lo demostró en la proyección especial de su última película, Still Alice. Como ya sabréis, los diseños de Alexander Wang nunca han sido santo de mi devoción, pero desde que Julianne está viviendo un idilio con la firma la verdad es que cada vez los veo con ojos más indulgentes. Está claro que no estamos ante uno de los looks más espectaculares de la intérprete, pero hay detalles en el vestido como el efecto degradado o los relieves que crea la textura acanalada que terminan por resultar todo un acierto. Por poner alguna pega, me hubiera gusta que Julianne buscara unos zapatos algo más atrevidos para redondear la inspiración vanguardista y sporty que nos transmite el vestido. En cualquier caso, me gusta.



Y cerramos nuestro repaso con la actriz Maggie Gyllenhaal, nominada a los Globos de Oro por su papel en la miniserie The honourable woman. Siempre nos ha gustado el estilo de la actriz porque nos regala looks relajados y que resultan perfectos precisamente gracias a su simplicidad, pero debo admitir que el resultado en esta ocasión es mejorable. No tengo nada malo que decir sobre su vestido de The Row, pues Maggie es una de las famosas que mejor sabe lucir los diseños de las hermanas Olsen, y desde luego este vestido tiene un color azul y una silueta fluida con largo midi que favorecen enormemente a la actriz. No obstante, no puedo evitar que los ojos se me vayan hacia las botas de piel negras... este calzado termina por crear un look digno de las hermanas Crawley en Downton Abbey, pero estamos hablando de un evento promocional y creo que el vestido requería unos salones o unas sandalias algo más elaboradas.

¿Qué estilismo os ha gustado más? Yo, en esta ocasión, creo que me quedo con Taylor. ¡Que paséis una buena semana! Volvemos en nada con más moda.

O.

viernes, 12 de diciembre de 2014

Los últimos looks de Emily Blunt y Olga Kurylenko en el Festival de Cine de Dubái


Aunque todavía no estamos en plena época de temporada de premios, nos está costando un buen esfuerzo mantener el blog al día y lo haremos en la medida de lo posible. Por ello, os agradezco vuestra comprensión y vuestro apoyo que recibimos tanto en los comentarios como en las redes sociales.

Eso mismo nos impulsa a ponernos ante el ordenador a estas horas y cerrar el día comentando dos estilismos dignos de mención:



Emily Blunt, una de las favoritas para llevarse el Globo de Oro a Mejor Actriz en Comedia o Musical, volvía a pisar anoche la alfombra roja del Festival de Dubái, con un estilismo mucho más acertado que los otros dos que nos ha dejado esta semana. Porque cuando un vestido es bonito por sí mismo hace falta esforzarse poco para crear un look de 10, y por ello le agradecemos a la actriz que se haya decantado por este gown de la colección Resort 2015 de Lanvin. Acostumbrados ya al encaje floral y a las siluetas fluidas, lo que más gratamente nos sorprende es el precioso color bosque del diseño, un tono que no solemos ver mucho sobre la alfombra roja y que da resultados tan magníficos como este. Incluso su reloj, perteneciente a la firma patrocinadora ICW, encaja en este estilismo.



Y con Olga Kurylenko quizás nos haya ocurrido un poco lo contrario, porque viene de dejarnos estilismos fantásticos en las últimas jornadas y puede que a muchos este look les sepa a poco... aunque tiene su encanto y me parece bien que la actriz rusa arriesgue y se aleje momentáneamente de los vestidazos a los que nos tiene acostumbrados. Este diseño de Alessandra Rich Spring 2015 no pasará a la Historia de la Moda, pero no por ello deja de ser un vestido coqueto y atemporal al mismo tiempo. Por eso mismo, puede que resulte complicado de llevar, pero detalles clásicos como el encaje floral combinan de un modo sorprendentemente bueno con otros más vanguardistas, como las bandas del ribeteado que crean cierto efecto trompe l'oeil o el cinturón en blanco nuclear que aporta un toque ochentero al look gracias a que ayuda a definir la estructura tailleur en la zona de la cintura. Unas sandalias en dorado y un maquillaje muy natural cierran un estilismo con bastante encanto, aunque no para todos los gustos.

Espero que os hayan gustado los estilismos. Volvemos mañana con más moda.

O.

Diane Kruger y Poppy Delevingne en los 2014 Glamour Awards


Hoy tenemos poco tiempo para dedicarle al blog, pero hay unos cuantos estilismos que no podemos dejar de comentar. De momento, hemos sacado un ratito para hablar de dos looks que vimos ayer en los 2014 Glamour Awards celebrados anoche en Milán.

Y empezamos por una de nuestras fashionistas favoritas, a quien hacía tiempo que no veíamos por el blog:



La alemana Diane Kruger se caracteriza por evitar las opciones fáciles sobre la alfombra roja, y si eso la lleva a apostar por Chanel nosotros estamos encantados. En esta ocasión, la actriz se decantaba por un diseño de la colección Alta Costura Fall 2014 de la maison francesa que nos gusta por el modo en que combina elementos clásicos como la silueta en línea A con esos detalles tan preciosistas que vienen caracterizando las últimas colecciones de la firma. Además, recordemos que esta colección buscaba sintetizar el barroquismo versallesco, que vemos en las aplicaciones en dorado, con la depurada arquitectura de Le Corbusier. Buena nota para su sombra de ojos a base de kohl, el moño con efecto caído y su bolso de plexiglás de Chanel... aunque la mirada se me va hacia las sandalias en nude de Louboutin y lo cierto es que me saben a poco. De todos modos, los looks de Diane casi siempre nos convencen y este no es la excepción.



Tampoco podíamos dejar de comentar el look que nos dejó una de nuestras británicas favoritas, la socialité Poppy Delevingne. En realidad, es muy difícil que este estilismo nos impacte tanto como debería, porque ya lo hemos visto antes en Lizzy Caplan y Anna dello Russo (y eso sólo mencionando la versión en largo, porque en capa o en corto también lo han llevado Alexa Chung y Jennifer Lopez entre otras). De todos modos, si hacemos un esfuerzo por mirar este vestido como si lo viéramos por primera vez, lo cierto es que el bonito colorido de las mariposas me sigue encantando y creo que ha encontrado en Poppy a su pareja perfecta. Adoro el modo en que su look de belleza, con ese toque bohemio y aniñado que la caracteriza, complementa a la perfección el salvajismo que nos ofrece el diseño Pre-Fall 2014.

A mí me han gustado mucho los dos estilismos, que son la noche y el día si los comparamos, y lo cierto es que no me decido... ¿A vosotr@s quién os ha gustado más?

Volvemos luego con los estilismos que nos han dejado en Dubái las actrices Emily Blunt y Olga Kurylenko.

O.

jueves, 11 de diciembre de 2014

Olga Kurylenko y Emily Blunt en la inauguración del Festival de Cine de Dubái


Hoy me espera una tarde llena de trabajos y lecturas, pero antes quisiera compartir con vosotros los dos estilismos dignos de comentarse que nos ha dejado la jornada inaugural del Festival de Cine de Dubái.

Tengo la sensación de que el primero os va a encantar, pero quizás el segundo nos haga entrar un poco más en conflicto. Veamos qué opináis:



Porque es innegable que el estilismo de Olga Kurylenko parece uno de esos looks pensados para gustarle a todo el mundo, y no es de extrañar dada la belleza del vestido, perteneciente a la colección Alta Costura Fall 2014 de la firma de origen británico Ralph & Russo. Lo cierto es que a lo largo de este año estamos viendo bastantes diseños de estos modistas británicos sobre la alfombra roja, cosa perfectamente comprensible si atendemos a la perfección que suele caracterizar al resultado. A lado de detalles tan elegantes como los bordados de inspiración islámica, la manga francesa o el cuello en forma de barco, encontramos elementos como el efecto semitransparente del tejido o sus depuradas líneas de corte que ayudan a aportar un toque totalmente actual. Por otra parte, dado el lugar del festival, es de agradecer que la actriz se haya decantado por la inspiración oriental, completándola a la perfección con sus pendientes de David Morris.



Más complicada y con un resultado menos perfecto es la apuesta de Emily Blunt, por lo que intuyo que a muchos no os terminará de convencer (o, directamente, no os gustará). La verdad es que hemos visto diseños mucho mejores salidos del taller del libanés Zuhair Murad, aunque debemos agradecerle a Emily la oportunidad de ver fuera de la pasarela este complicado conjunto en amarillo con aplicaciones florales bordadas de la colección Spring 2015. Dejando a un lado el detalle del reloj en negro (totalmente fuera de lugar, aunque intuyo que sería por alguna campaña promocional con la casa IWC), os sorprenderá que no me declare fan de este conjunto, que precisamente destaca por su vivo color amarillo y su voluminosa falda (dos cosas que me suelen encantar). Sin embargo, creo que el conjunto pierde mucho porque no lo vemos en movimiento y considero que Emily no era la persona más idónea para llevarlo. En cualquier caso, prefiero este look al que nos dejó hace unos días vestida de Dolce & Gabbana.

Creo que en esta ocasión no hace falta casi ni preguntar, porque intuyo que Olga Kurylenko va a gustar mucho más. En cualquier caso, yo encantado de recibir vuestra opinión en los comentarios. ¡Un beso!

O.