miércoles, 27 de agosto de 2014

El pistoletazo de salida del Festival de Venecia 2014: Emma Stone de Proenza Schouler


Con apenas unas horas de diferencia a los Premios Emmy, parece que ha llegado el momento de volver a ponernos al pie del cañón para comentar los looks que nos dejarán las famosas en el Festival de Venecia a lo largo de los próximos días.

Y lo cierto es que no podríamos empezar de un modo mejor, pues el certamen se inaugura con la película Birdman, así que esta noche veremos a Emma Stone en el primer estreno de esta edición. Además, sabemos que la modelo y presentadora española Nieves Álvarez también se dejará ver en breve por Venecia (y nosotros creemos que vestirá de Alberta Ferretti, pero hasta aquí puedo leer). De momento, inauguramos el Festival de Venecia con el primer look de photocall:



Emma Stone no es para nada la típica actriz que recurre a los clásicos para vestir en los eventos más sencillos, y me encanta que se esfuerce al máximo sea cual sea la ocasión. Para posar ante los periodistas y presentar su película a los críticos, la actriz vestía con un conjunto de Proenza Schouler. Y no penséis que es cualquier conjunto, pues Emma ha tenido el honor de estrenar de un modo adelantado la colección Spring 2015 de la casa, que ni siquiera ha sido presentada todavía. Sin haber visto la colección, este conjunto de crop top sin mangas en negro y pantalones largos de talle alto con estampado en blanco parece anticipar una colección que mantiene la apuesta por los colores básicos pero arriesga en cuanto a sus motivos de carácter vanguardista y el corte de sus prendas.

Veamos al detalle algunos otros aspectos de este estilismo:



El movimiento de la parte superior al andar Emma era sencillamente impecable, aunque ahora nos interesa más hablar de su look de belleza. El moño bajo con flequillo de Emma es sencillamente impecable y su sombra de ojos con kohl resalta de un modo sublime respecto a los tonos en nude de la base y los labios. De sus complementos, destacamos sus salones en blanco nuclear de Christian Louboutin con efecto tachonado.

Desde luego, no se me ocurre una mejor manera de comenzar con esta nueva edición del certamen veneciano. ¿Estáis tan ansiosos como yo por ver el vestido que llevará Emma en la première?

O.

martes, 26 de agosto de 2014

Emmy Awards 2014: Y la medalla de oro es para... Michelle Dockery de Rosie Assoulin


Por fin ha llegado el momento de comentar nuestro estilismo favorito de los Emmy 2014 (y digo "nuestro" porque ha habido consenso entre Patricia y yo). Mentiría si dijera que no me esperaba a esta actriz como Mejor Vestida, aunque debo confesar que me ha sorprendido mucho el modo en que ha logrado alzarse como la más guapa de la noche.

Porque mi mente imaginaba a Michelle Dockery con muchos posibles vestidos... Pero, como es habitual, la realidad supera a la ficción. Este es EL vestido:



Soy consciente de que no todo el mundo comparte mi amor por Downton Abbey y por su actriz protagonista, por lo que me parece bastante evidente que este look creará bastante debate... Porque sí, este es uno de esos looks de los que o bien estás enamorado o bien lo odias al instante, pues tiene la gran ventaja de que no deja a nadie indiferente. Para pisar la alfombra roja, Michelle se enfundaba en un diseño de Rosie Assoulin Fall 2014, un vestido lleno de vida gracias a su dinámico corte y su explosión de color. Más de una vez nos hemos declarado en este blog enamorados de la tendencia del colour-blocking y, si a ello le sumamos el detalle en forma de pétalos de las distintas capas del bustier y la caída en cascada, el resultado solo podía ser perfecto.

Veamos ahora más al detalle sus joyas y su look de belleza:



Está claro que un vestido así habla por sí solo, pero se nota la mano de un buen estilista en la elección de los complementos. Nos encantan sus joyas, en especial sus anillos de Ana Khouri y sus pendientes estilo ear cuff. Por otra parte, está claro que el cuello halter de este vestido pedía un recogido, así como también un maquillaje luminoso aunque discreto, pues ningún elemento debía competir en protagonismo con el diseño. Por si no teníais todavía suficiente perfección, en la imagen inferior vemos cómo los peluqueros preparaban el recogido de Michelle, poniéndole un adorno que vuelve a confirmar que la perfección está en los detalles.

Hasta aquí nuestro repaso a los Premios Emmy 2014. ¿Qué os ha parecido la alfombra roja? ¿Os gusta tanto el look de Michelle como a nosotros? ¿Cuál ha sido tu favorita de la velada? Con vuestro permiso, yo voy a tomarme un ratito de descanso.

O.

Emmy Awards 2014: La medalla de plata es para... Claire Danes de Givenchy


Como os avanzábamos, el claro competidor del color blanco nuclear sobre la alfombra roja fue precisamente el color rojo. Muchas veces os hemos dicho que se recomienda evitar la gama de colores rojos sobre la red carpet, por motivos evidentes, pero lo cierto es que cuando un vestido es bonito y te cautiva por los detalles, poco importa de qué color sea.

Además, no me esperaba para nada que esta actriz se colara en nuestro top 3 (mucho menos por delante de Joanne Froggatt), pero os pido que observéis con atención y enseguida comprenderéis nuestra decisión:



Puede que Claire Danes no haya revalidado su condición de Mejor Actriz en Drama, premio que había ganado en las dos anteriores ediciones, pero superó sin lugar a dudas sus looks de otros años. Como os contábamos, una viva tonalidad de rojo era el color escogido por la protagonista de Homeland para teñir su vestido, que veíamos originalmente en la colección Fall 2014 de la firma en un mucho más sobrio color negro. El vestido es increíble, gracias a detalles como la sobrecapa de encaje a base de tul, el efecto cut-out de inspiración geométrica en la cintura o su cuello joya. Probablemente no estéis todavía muy convencidos de la segunda posición de Claire, pero todo cambiará cuando veáis la espalda:



Lo sé, es ver la espalda de este espectacular vestido y quedarte sin respiración, precisamente la reacción que producen los mejores diseños de Givenchy. No recuerdo un momento tan espectacular protagonizado por uno de los vestidos de la firma desde el vestido que llevó Cate Blanchett a los Oscars 2011, y podemos considerar que este diseño es un perfecto heredero de esa elegancia tan particular de Givenchy, reforzada también gracias a las incrustaciones de pedrería en la parte trasera del cinturón. Sin palabras nos dejan también el magnífico cuello joya y el espléndido look de belleza de Claire, formado por un dinámico recogido y un maquillaje luminoso a la altura del vestido.

Solo nos queda hablar de nuestra mejor vestida, y por la ausencia clara de una de nuestras actrices favoritas hasta ahora en el repaso a los Emmy, es bastante posible que ya sepáis quién es... ¿Lo averiguamos?

O.

Emmy Awards 2014: La medalla de bronce es para... Joanne Froggatt de J. Mendel


Ha llegado la hora de conocer qué 3 actrices conforman nuestro top 3 de la noche, aunque antes me gustaría plantear unas consideraciones previas. Si bien es cierto que Patricia y yo tenemos claras a nuestras escogidas y que estamos completamente seguros de quién merece el título de Mejor Vestida, lo cierto es que nos asalta un mar de dudas a la hora de repartir la tercera y la segunda posición.

Finalmente, y de un modo más que merecido, hemos decidido que esta medalla de bronce va a parar a una actriz que parecía un ángel sobre la alfombra roja:



Teníamos una inmensa confianza puesta en las actrices nominadas de Downton Abbey, y lo cierto es que ambas han superado con creces nuestas expectativas. Joanne Froggatt, a quien estamos acostumbrados a ver vestida de doncella en el papel de Anna, estaba sencillamente radiante con su vestido de J. Mendel y sus finas joyas de Chopard. El diseño, confeccionado a propósito para la ocasión (y digno de una ganadora, aunque al final no pudo ser), destaca por su maravillosa caída fluida a base de microplisados y su profundo escote en V, adornado por un detalle joya que abarca también la cintura. Nos encanta el guiño que supone este tipo de escote, pues nos recuerda enormemente a divas de la talla de Marilyn Monroe.

Eso sí, lo que tienen en común nuestros 3 looks favoritos es que nos han enamorado gracias a sus detalles:



Como se puede observar mejor en esta foto, el escote joya en dorado es un detalle digno de admiración y nos encanta también la naturalidad con la que Joanne ha logrado llevar este fantástico vestido. Así pues, un maquillaje lleno de luz y un recogido hacia atrás son los únicos toques indispensables para cerrar este look de matrícula de honor.

En nada, volvemos con nuestra segunda clasificada. ¿Estás tan enamorad@ de este angelical look de Joanne Froggatt como yo?

O.

Emmy Awards 2014 (Parte III): Las mejores de la noche


Aunque nos guardamos los estilismos más impresionantes para nuestro top 3 de la velada, la verdad es que el nivel en la alfombra roja de los Emmy fue espectacular y muchas de las actrices que forman parte de esta entrada (por no decir todas ellas) lograron estilismos de 10.

Sin embargo, no puedo sino empezar con 2 intérpretes que se han quedado a las puertas de nuestro pódium de la noche:



Hasta hace apenas unos instantes, Allison Williams formaba parte de nuestro top 3 de los Emmy 2014, y todavía ahora sigo dudando de si he hecho bien al sacarla de la clasificación, porque solo tengo buenas palabras para ella y su magnífico ball gown de Giambattista Valli Haute Couture Spring 2014. Nos encanta que Allison saque a relucir su lado más dulce y divertido, por lo que detalles como el fajín en amarillo o la lazada sobre la línea en palabra de honor nos parecen sublimes. Todo lo contrario nos ofrecía Lizzy Caplan, nominada por su papel en Masters of Sex, pues su custom made de Donna Karan Atelier en blanco y negro desprende un perfecto dramatismo por todos y cada uno de los ángulos desde el que lo podamos observar.



A sus 14 años, Kiernan Shipka es una de nuestras actrices favoritas sobre la alfombra roja, y ayer volvió a demostrarnos el porqué. Pese a que no logró superar su Delpozo del año pasado, la jovencísima actriz acertaba de lleno con un vestido por la rodilla de Antonio Berardi Resort 2015 de corte trapecio que destaca además por su cintura embellecida a base de aplicaciones. La también actriz de Mad men Jessica Paré logra colarse entre las mejores gracias a la originalidad de su vestido de Lanvin, pues nos demuestra que se puede ser una de las más elegantes de la noche sin recurrir al clásico vestido largo.



Precisamente elegancia es lo que desprende la veterana Christine Baranski, nominada por su magistral actuación en el drama The Good Wife. Para la ocasión, la actriz se vistió con un diseño de Zac Posen del que nos gusta su manga por el codo, su color azul noche y su magnífica caída en forma de capa: esto es otra muestra de que la moda no entiende de edades. También de azul posaba Viola Davis, recurriendo a uno de los siempre espectaculares diseños de la firma de lujo Escada. Nos encanta el contraste entre el tono de piel de Viola y el color del vestido y nos parece una elección inmejorable para alguien que acude en calidad de presentadora, guapísima pero sin eclipsar a las verdaderas protagonistas de la noche.



¿Y qué sería una entrega de premios sin sus vestidos en corte sirena? Pues, aunque hemos visto ya algunos, hubo dos famosas que supieron llevarlos con un gusto exquisito. La primera de ellas fue Taylor Schilling, protagonista de la serie revelación Orange is the new black. Para asistir al evento, Taylor eligió muy acertadamente un vestido de Zuhair Murad Fall 2014 a base de aplicaciones que se encontraba perfectamente ajustado a su figura. Otra en caer rendida a los encantos de Zuhair Murad fue Camila Alves, quien acudía como acompañante de su esposo Matthew McCounaghey, convirtiéndose en una de las más guapas de la noche con un vestido de finas transparencias y sofisticado cuello en forma de barco.



Si el look de Kate Walsh no fue tan espectacular como hubiera podido ser en teoría y aun así sigue formando parte de los mejores, entenderéis que fuera una firme candidata a mejor vestida. Las creaciones del francés Stéphane Rolland siempre destacan por la esculturalidad de sus siluetas y el dramatismo de sus volantes y, si a eso le sumamos la frescura del color amarillo, poco hay que pueda salir mal. Sin embargo, tengo la sensación de que este vestido pedía a gritos el cuerpo escultural de una modelo. Otra que apostó por el color fue la actriz Julia Louis-Dreyfus, ganadora de su tercer Emmy consecutivo por su papel en Veep, muchísimo más guapa que de costumbre con un precioso vestido de la venezolana Carolina Herrera en color coral aframbuesado.



Nuestras dos últimas protagonistas logran colarse entre las mejores gracias a la originalidad de sus apuestas. Quien dijo que la tendencia del crop top no tiene cabida en las grandes alfombras rojas parece que se equivocaba, pues la actriz Sarah Hyland defendió a las mil maravillas su conjunto de Christian Siriano. A una actriz de mayor edad no le hubiéramos permitido ni este conjunto ni ese moño alto, pero nos gusta que las jóvenes se diviertan. No tan joven pero igualmente original estuvo la actriz Julia Roberts, firmando de la mano de un minivestido de Elie Saab Haute Couture uno de los mejores looks que recuerdo en ella hasta la fecha. A veces, huir del dress code es el mejor modo para colarse entre las favoritas.

Solo quedan por descubrir nuestras tres favoritas de la noche, y todavía tengo un debate interno entre la segunda y la tercera posición... ¿Alguna idea para resolverlo?

O.

Emmy Awards 2014 (Parte II): Los estilismos van mejorando


Pasamos ahora a nuestra segunda entrada sobre los Emmy 2014, en la que hablaremos sobre aquellos estilismos que, si bien no se encuentran entre los peores de la noche, consiguen el aprobado justo.

Antes que nada, os advierto que algunas de ellas hubieran podido estar en otra ocasión entre las mejores, pero lo cierto es que el nivel de anoche fue altísimo:



Como comentaba antes, el color blanco nuclear se alzó como una de las tendencias dominantes de la noche, y (pese al photocall, que era del mismo color) dio lugar a resultados bastante buenos. A las puertas de las mejor vestidas se han quedado la actriz Anna Chlumsky, quien firma uno de sus mejores looks hasta la fecha de la mano de un depurado vestido de Zac Posen. Menos nos gusta el vestido de Giambattista Valli que lució Michelle Monaghan, pues no entendemos la contradicción entre la manga larga y la abertura de la pierna. Original y andrógina como siempre posó Robin Wright, protagonista de House of cards, con un mono de Ralph Lauren con escote en la espalda.



Las actrices de Modern family también supieron jugar bien sus cartas sobre la alfombra roja. Continuando con la tendencia del blanco, la sexy Sofia Vergara apostó por uno de los siempre sensuales vestidos del diseñador Roberto Cavalli, con ese efecto bustier y esa silueta sirena que tanto le favorecen siempre. Por otra parte, me llevé una sorpresa muy grata con Julie Bowen, pues parece que después de una serie de catastróficos looks ha vuelto a la buena senda de la mano de un vestido con original estampado y favorecedor escote halter firmado por Peter Som.



Los vestidos en tonos corales y rojo tuvieron también un papel destacado entre las tendencias de la noche. Contentísimos estamos con la sofisticación que desprendía la modelo Heidi Klum, pues dejó en casa sus habituales vestidos vulgares para decantarse por un precioso diseño de Zac Posen con caída tipo capa en las mangas. Octavia Spencer fue otra de las invitadas inesperadas de la noche, volviendo a demostrarnos de la mano de un elegante vestido con drapeados que ella y el diseñador Tadashi Shoji forman una de las parejas fashionistas más sólidas del panorama actual.



Ponemos algo de riesgo con dos actrices que quisieron aportar un toque especial a sus estilismos, aunque no tenga muy claro hasta qué punto les funcionó. En primer lugar, vemos a la actriz de Juego de Tronos Lena Headey con un vestido en negro de la firma Rubin Singer, cuyas asimetrías en la falda y en el escote palabra de honor nos gustan bastante. Más me decepcionó Kerry Washington, pues la protagonista de Scandal se decantó por un custom made de Miuccia Prada con algunas cosas buenas y otras que no lo son tanto: nos gusta el tono naranja y el detalle de la doble falda, pero el color del forro interior (y el de sus complementos) así como su look de belleza no nos terminan de convencer.



Mucho más romántica fue la apuesta de Cat Deeley, quien prefirió moverse en terreno seguro gracias a un ball gown de la firma británica Burberry que destaca por su gama de rosas empolvados con degradado. Otra de las sorpresas positivas de la noche nos la trae Allison Janney, ganadora en Mejor Actriz de Reparto en Comedia por su papel en la serie Mom, quien sí abandonó su estilo habitual para enfundarse en un vestido de terciopelo en color vino de Nicolas Jebran. Puede que sea un tejido fuera de temporada, pero el concepto de este look me encanta.



Y cerramos esta segunda entrada con otros dos looks que, si bien son acertados, nos supieron a poco. Le agradecemos a Amy Poehler que dejara a un lado los vestidos negros, pero ya que salió de su zona de comfort nos hubiera gustado algo más arriesgado que este vestido de Theia cuajado de paillettes plateadas. Por su parte, Anna Gunn volvió a recurrir a la diseñadora británica Jenny Packham y logró colocar en muy buena posición al color azul sobre la alfombra roja. Sin embargo, ya que se sabía ganadora casi segura de un premio en la última temporada de su serie, nos hubiera encantado verla más espectacular.

Bueno, ahora nos queda descubrir a las mejores de la noche y, por supuesto, a nuestro top 3. ¿Qué os parece esta segunda ronda de looks?

O.

Emmy Awards 2014 (Parte I): Las peores de la noche


Hoy hemos madrugado para comentar la alfombra roja de los Emmy, nuestro evento favorito del año solo por detrás de la Gala MET. Haciendo un balance inicial antes de ver los looks, lo cierto es que 2 de nuestras 5 apuestas para mejor vestida de la noche han entrado en el top 3 y las otras nos han regalado, en general, estilismos bastante interesantes.

No obstante, aunque el balance sea positivo, toca empezar por las peor vestidas de la noche:



Aunque la mayor parte de estilismos que vamos a ver en esta entrada no son catastróficos, lo cierto es que sí hubo dos looks que amenazaban con provocar desprendimiento de retina a aquel que los observara directamente. Para mí, y creo que muchos estaréis de acuerdo, la peor de la noche fue Lena Dunham con su vestido de Giambattista Valli. Si a la exagerada falda y a la arrugada parte superior estilo camisero le sumamos unos ojos a lo panda y un horroroso pelo rubio (que parece una peluca), el resultado es explosivo. No mucho mejor fue el look de Zooey Deschanel, quien volvió a situarnos al borde del subidón de azúcar con un edulcorado vestido en rosa fucsia de Oscar de la Renta que sobrepasa los límites de lo naïf.



Continuamos con los diseños feos de la mano de Laura Prepon y su vestido de Gustavo Cadile. En principio, lo cierto es que el color verde es precioso, pero los exagerados volúmenes del vestido y sus innecesarios brillos terminan por convertirlo en un fracaso en toda regla. También conocíamos de antemano el mal gusto de la actriz Sarah Paulson, pero ha logrado superarse a sí misma al enfundarse en este diseño de la última colección de Armani Privé. ¿El problema? Pues que sobra tul por todas partes...



Las actrices de Mad men suelen ser un valor seguro sobre la alfombra roja, pero dos de ellas han ido a parar esta vez entre las peores, ambas vestidas de rojo. En el caso de January Jones, le agradecemos que haya intentado arriesgar con su dramático vestido de Prabal Gurung, pero la inmensidad de la falda junto con el bajo tail hem terminan por crear unas proporciones extrañas. Por otra parte, Christina Hendricks volvió a enseñar curvas de la mano de un vestido de Marchesa, aunque su color rojo junto con los brillos y la exageración del escote nos parece que rozan la vulgaridad. Christina, vuelve al negro.



Posar en la alfombra roja cuando se está muy embarazada y conseguir un buen resultado no es nada fácil, pero de ahí a escoger un vestido ajustado, con escotazo y súper brillante... Personalmente, creo que Hayden Panettiere no acertó para nada al optar por ese vestido de Lorena Sarbu. Quien tampoco tiene perdón de Dios es Kaley Cuoco, habitual entre las peores, quien decidió dar el cante mediante un vestido de la diseñadora filipina Monique Lhuillier con colores muy vivos y demasiado tul para mi gusto. ¿No te parece que ya eres un poco mayorcita para esto?



Muchas de las actrices jóvenes de la noche han logrado colarse entre las mejores, pero hay dos en particular que estaban condenadas desde que vi sus looks a formar parte de esta entrada. Kate Mara volvió a confiar en su amado J. Mendel y en cierto modo podemos decir que acertó al optar por el blanco nuclear (el color de la noche, como iremos viendo). No obstante, el principal problema lo veo en la falda, que es corta por la parte de delante. Poco hay que explicar también sobre el estilismo de Ariel Winter, pues su vestido de Black Halo es a todas luces inapropiado para el evento.



Quizás la que menos merece estar en esta entrada es Julianna Margulies, pero os confieso que fue una de mis decepciones de la velada. Sabiendo que era favorita para ganar en Mejor Actriz de Drama (cosa que ocurrió), no entiendo por qué se conformó con llevar este sencillo diseño de Narciso Rodriguez en un color decadente y con una caída que no resulta especialmente favorecedora. Natalie Dormer también se equivocó al pisar la alfombra roja con un diseño bicolor de J. Mendel cuyas arrugas de la falda le hacían un flaco favor. Cerramos la lista de peor vestidas con la actriz Katherine Heigl (que no pintaba mucho en los Emmy, la verdad), cuyo vestido de John Hayles nos parece excesivamente brillante a la par que horrorosamente anticuado.

En nada, pasamos a estilismos algo mejores. ¿Estás de acuerdo con nuestra lista de peor vestidas?

O.