viernes, 30 de septiembre de 2016

De première en première con Eva Green, Jennifer Connelly, Shailene Woodley y Nicole Kidman


Tras unos días de ausencia (los compromisos académicos, que ya empiezan a notarse), hoy nos toca una ronda de looks seleccionados entre las últimas apariciones públicas de las estrellas internacionales. Y no son muchos, pero sí bastante buenos:


Hace un par de días, Eva Green asistía al estreno neoyorquino de la última película de Tim Burton, El hogar de Miss Peregrine para niños peculiares (que se estrena hoy en España y que yo tengo que ver sí o sí). Sabiéndose protagonista de la alfombra roja, la belleza francesa optó por uno de los siempre infalibles diseños del couturier libanés Elie Saab, una propuesta Fall 2016 en un potente color rojo que destaca por la minuciosidad de los detalles troquelados y en encaje que protagonizan gran parte de su cuerpo. No es nada nuevo, como tampoco lo es la melena suelta o el dramático maquillaje que luce la actriz, pero Eva es consciente de que estos recursos acompañan a su "indecente belleza" (como en su día dijo Bertolucci) y así es imposible fallar.


Más mérito tiene el éxito de Jennifer Connelly, pues la actriz estadounidense logra (por segunda vez en pocos días) que nos creamos un estilismo firmado de pies a cabeza por Nicolas Ghesquière para Louis Vuitton. En esta ocasión, nos hallamos ante un custom made con apariencia de conjunto que sorprende por la peculiar pero acertada simbiosis entre una parte superior en blanco nuclear con depurados volantes de inspiración arquitectónica y una falda en negro con detalle en rojo y pronunciada abertura lateral. Además de los complementos, el maquillaje en tonos rosados y la la trenza con efecto decolorado son los encargados de poner el broche de oro al look.


Shailene Woodley lleva semanas promocionando Snowden y yo he de confesar que me daba bastante pereza hablar de ella... hasta ahora. Tras varios intentos fallidos, la joven intérprete ha dado con el Valentino adecuado para ella y lo ha hecho en el Festival de Zurich. Acostumbrada a ponerse años encima, este diseño transmite dulzura y frescura a partes iguales gracias al delicado encaje de la parte superior y los coloristas bordados de la falda. Atención también a su look de belleza, con detalles tan refrescantes como la coleta, el potente labial en rojo, los pendientes o la manicura en varios colores. En este caso, nada que objetar.


Y lo de Nicole Kidman no es una première, sino más bien un evento promocional... pero a nosotros lo que nos interesa es el estilismo, y desde luego aquí hay mucha tierra que cortar. La actriz australiana se dejó ver en tierras asiáticas como imagen de la firma Omega, luciendo para el evento un impresionante vestido de Schiaparelli Alta Costura Fall 2016. Sin duda, la distribución de colores y el original motivo en forma de ave recogen a la perfección las raíces surrealistas de la casa de modas francesa. Además, pese a su habitual gelidez, Nicole está radiante... ¿Mi única pega? El reloj es lo que menos luce y no olvidemos que ella estaba en ese evento para promocionarlo.

¿Qué os parecen los estilismos de hoy? ¿Con cuál de estas bellezas os quedáis? Por mi parte, solamente me queda desearos un maravilloso fin de semana.

O.

martes, 27 de septiembre de 2016

Las tendencias que veremos esta temporada, por obra y gracia de Olivia Palermo


Las últimas semanas hemos estado especialmente pendientes de los Emmys y el circuito de festivales cinematográficos... Pero, en una realidad casi paralela, ciudades como Nueva York, Londres o Milán han acogido sus respectivas semanas de la moda. Y todas ellas han tenido un denominador común: Olivia Palermo. A continuación, repasamos sus estilismos más destacados en cada una de estas fashion weeks:


Semana de la Moda de Nueva York:
La socialité neoyorquina no podía faltar a los front rows de su ciudad, regalándonos lecciones del buen vestir en cada uno de ellos. Para el desfile de Carolina Herrera, Olivia se decantó por un conjunto de la venezolana que demuestra que los pantalones culottes y las camisas blancas siguen siendo dos tendencias básicas este otoño. ¿Y por qué no combinar cuadros y rayas? Así lo hizo en el desfile de Rebecca Minkoff, luciendo un conjunto de entretiempo ideal. Otras tendencias a tener en cuenta son el escote Bardot y las faldas troqueladas, presentes en su look de Tibi (que nos gusta todavía más por su siempre elegante color borgoña, protagonista en este blog).


Semana de la Moda de Londres:
El frío tiempo londinense requería algo más de ropa, por lo que Olivia decidió sacar sus trajes. Guapísima la veíamos en el desfile de Burberry, apostando aquí por un traje de dos piezas con bandas estampadas que recibían su perfecta réplica de la mano del suéter y del vistoso cinturón. Más discreta la vimos en la presentación de la nueva colección de Belstaff, luciendo aquí un traje dos piezas en color azul noche que sería un básico perfecto en cualquier armario. Eso sí, nosotros nos quedamos con la originalidad del jersey de efecto cruzado que lució en el front row de Christopher Kane, una prenda ideal para llevar hasta con unos vaqueros (la falda... no sé yo).


Semana de la Moda de Milán:
El último destino de Olivia Palermo ha sido Milán, lugar donde las faldas han vuelto a cobrar protagonismo. Famosa por llevar a buen puerto los juegos de texturas, la it girl defendía con éxito un complicado conjunto de falda asimétrica en cuero y parte superior con adornos de encaje en un outfit firmado por Versace. Más nos gustó en el desfile de Armani, enfundada en un conjunto de suéter negro con adornos sobre el cuello camisero blanco y preciosa falda en largo de té. Otra tendencia que no faltará en el armario femenino son los pantalones palazzo, algo que vimos en su conjunto de Max Mara donde crea una armonía perfecta entre el color azul tinta y el terracota.

¿Qué os parecen los últimos estilismos de Olivia Palermo? ¿Qué tendencias os apuntáis para este otoño? De momento, no hace falta que os diga quien es la favorita para llevarse (otra vez) el premio a mejor fashionista y front rower del año...

O.

domingo, 25 de septiembre de 2016

Festival de San Sebastián 2016: Fan Bingbing, Jennifer Connelly, Juana Acosta y Aura Garrido


Aunque se nos acumulan los contenidos en estos últimos días de septiembre (tenemos pendientes estilismos de series, tendencias de las Fashion Weeks...), lo primero es despedir el Festival de San Sebastián 2016 como se merece. Si empezamos con un look de 10 de Fan Bingbing, nuestra despedida se inicia de la misma manera (por duplicado):


Fan Bingbing se alzó anoche con la Concha de Plata a la Mejor Actriz, por lo que asistió a la gala de clausura luciendo un delicado vestido en color rosa empolvado que contiene detalles tan deliciosos como las cenefas bordadas en la zona del bajo. Horas antes, la actriz de origen chino posaba ante la prensa luciendo un dramático diseño en color blanco de Alexander McQueen, que destaca por su cuerpo a base de encaje y su cinturón tipo joya. En ambos casos, un maquillaje de base muy pálida y una melena lisa protagonizan el look de belleza. Parece que tendremos que apuntar la película I am not Madame Bovary en nuestra lista de pendientes, pues está levantando pasiones...


Y seguimos con una sorpresa, pues si me llegan a decir que la pareja de Jennifer Connelly y Louis Vuitton iban a firmar dos looks de 10... no me lo hubiese creído. Pero sí, Nicolas Ghesquière ha logrado diseñar un custom made manteniendo su pasión por la textura metálica y las cremalleras con el que la oscarizada actriz brilló en la presentación de American Pastoral. Tampoco dejó indiferente a nadie a su paso por el photocall matutino, luciendo un LBD de la colección Resort 2017 con cremallera y doble volante asimétrico. Quizás las botas, también de la firma, nos parezcan algo toscas, pero sin duda potencian el rupturismo que transmite el look en general.


Radicalmente opuestos han sido los estilismos que nos ha dejado Juana Acosta, quien personifica la sofisticación y la feminidad en cada una de sus apariciones públicas. Para la alfombra roja de Vientos de La Habana, la intérprete de origen colombiano se enfundaba en un minivestido de Armani que combina las clásicas paillettes negras con figuras geométricas en varios colores. Horas antes la veíamos luciendo un conjunto de la venezolana Carolina Herrera, formado por un abrigo tipo capa y una falda en astracán con transparencia en tul. En ambos casos, un clutch de Louis Vuitton y su nuevo color de pelo cobrizo eran los encargados de cerrar el look.


Y parece ser que Louis Vuitton ha sido una de las firmas con más éxito sobre la alfombra roja vasca, pues la actriz Aura Garrido también apostó por una propuesta de Nicolas Ghesquière para la maison francesa... que en este caso cumple con las expectativas: no funciona. No sé si es peor el detalle del busto en cuero rojo o la silueta amorfa de la falda, así que no diré nada. Mejor opinión, aunque sin entusiasmarnos, nos merece su estilismo de mañana, protagonizado por un mono en corte fluido con pantalones tipo palazzo y estampado en cuadros vichy. Aura tiene personalidad para lucir ambas propuestas con aplomo, pero la hemos visto mejor en otras ocasiones.

Con esto, damos por concluido el Festival de San Sebastián. ¿Qué os parecen los looks de estas actrices a su paso por el certamen? ¿Con cuál de ellas os quedáis? Yo he de confesar que veo algo muy especial en Fan Bingbing y Jennifer Connelly. Feliz día,

O.

viernes, 23 de septiembre de 2016

Estilismos de película: Dando el do de pecho con "Florence Foster Jenkins"


Hace unos meses comentábamos el vestuario de la película Madame Marguerite, un filme que trataba sobre una mujer de ascendencia aristócrata que decidía cumplir su sueño de cantar ópera... pese a su evidente falta de talento. Pues bien, hoy se estrena en España un filme similar que yo ya he tenido ocasión de ver y que no tiene desperdicio:


Florence Foster Jenkins es una película biográfica sobre un personaje real homónimo, una mujer (Meryl Streep) casada con un actor de poca monta unos cuantos años más joven (Hugh Grant) que querrá cumplir a la desesperada su sueño de cantar cual soprano de ópera ante un gran público. Junto con la ayuda de su expresivo pianista (Simon Helberg), la aristócrata luchará hasta alcanzar su objetivo, pese a su falta de talento y su desconexión con la realidad (el público se tomaba más sus recitales como un número humorístico). Y, más allá de la siempre sublime Meryl Streep (que nos regala una de esas interpretaciones inolvidables), lo mejor es el diseño de vestuario.


La primera pieza del vestuario a cargo de Consolata Boyle (nominada al Óscar por su trabajo en La reina y ganadora del Emmy por su buen hacer en el telefilm The Lion in the Winter) es un atuendo de ángel con el que Florence desciende desde el cielo (con la ayuda de unas cuerdas, eso sí). De hecho, la excéntrica soprano comenzó con pequeños papeles en los montajes de The Verdi Club, una sociedad musical que ella misma financiaba. De momento, los tímpanos de los asistentes no corrían peligro, pues se limitaba a actuar y a moverse con su gracia natural. Sin duda, observamos aquí un maravilloso trabajo a la hora de copiar las piezas de ropa más extravagantes.


Pero entonces decidió dar el salto a la interpretación de piezas musicales y sorprendió al público con sus "portentosas" cuerdas vocales: desde Mozart a Verdi, pasando por Strauss, todos los genios musicales tuvieron la desgracia el honor de formar parte de su repertorio. El vestuario para dichas actuaciones se compone de vestidos de noche confeccionados a base de ricos tejidos y de una singular variedad de alhajas que comprenden desde los collares y los abanicos hasta los tocados o las mantillas. Observar estos looks en movimiento (acompañados de una música que hará que sangren nuestros oídos) es sin duda lo más delicioso de la película.


Como señora de alta cuna que fue Florence Foster Jenkins, no faltaron en su calendario los eventos sociales. Y tampoco en este terreno era partidaria de la discreción, algo que Meryl nos muestra al enfundarse en los conjuntos más variopintos. Pocas veces un diseño de vestuario ha sido capaz de plasmar el exceso de mejor manera, materializado aquí en piezas como vistosos tocados a base de flores, chaquetas con plumas o joyas dignas de la familia real británica (solamente hay que observar la tiara que lució "la Florence real" y que también lleva Streep en una de estas fotos). Un trabajo sencillamente exquisito.


Y cerramos nuestro "peculiar" repaso de hoy (así podríamos calificar también la voz de Florence) con los estilismos de diario que solía lucir la dama para sus ensayos y sus visitas de cortesía. De nuevo, los adornos florales y los cortes fluidos reclaman su protagonismo, acompañados de complementos como collares, estolas o tocados. El día a día de esta mujer nos demuestra su ímpetu a la hora de luchar por un sueño... aunque no se le diese muy bien. Se rumorea que ella misma afirmó que la gente podría decir que no sabía cantar, pero que nunca dirían que no cantó. Esto convierte a Florence en un personaje entrañable y, a su manera, en un ejemplo a seguir.

Hoy se estrena la película en nuestro país y, como afortunado que fui al poder verla en versión original, os la recomiendo mucho. ¿Os ha gustado el personaje de Florence? ¿Se colará este magnífico vestuario entre los nominados al Óscar? Feliz viernes,

O.

miércoles, 21 de septiembre de 2016

Ronda de looks con Lupita Nyong'o, Sarah Jessica Parker, Diane Kruger, Emily Blunt, Kiernan Shipka y Nieves Álvarez


Durante las últimas semanas, nuestra atención estuvo plenamente centrada en los festivales cinematográficos de Venecia y Toronto, así como en los Premios Emmy. Así pues, ha llegado la hora de rescatar algunos estilismos vistos a lo largo de los últimos días que bien merecen nuestra atención. Y si os habéis fijado en los nombres de nuestras protagonistas, sabréis que el espectáculo está garantizado:


Alguna vez lo he dicho y hoy lo vuelvo a repetir: yo nunca he sido especialmente devoto del estilo de Lupita Nyong'o. Dicho esto, al César lo que es del César: la intérprete de origen keniata nos regaló anoche en el estreno de Queen of Katwe uno de los mejores looks que hemos visto durante mucho tiempo. Siendo el couturier libanés Elie Saab la mano que se esconde tras este vestido, no nos sorprende la feminidad y la pulcra elegancia que desprenden tanto el sutil color lavanda com el original corte estructurado de la parte superior. Fabulosa la imagen de la espalda con escote cruzado y, como no podía ser de otro modo, Lupita cierra su look con un maquillaje contundente y un turbante que (por esta vez) hasta a mí me convence.


También anoche se celebraba la gala inaugural de la temporada otoñal del ballet de Nueva York, un evento que supone año tras año la (re)aparición de Sarah Jessica Parker. Esperaba con todo mi corazón que la actriz se redimiese de su desliz en la Gala MET, pero he de confesar que hoy es mi decepción personal y que su estilismo me sabe a (muy) poco. Sinceramente, no sé qué le ha visto SJP a este vestido de Narciso Rodriguez, cuya parte superior en satén resulta muy poco favorecedora. De manera habitual, la fashionista suele animar su estilismo a base de complementos o de un look de belleza arriesgado, pero esta vez la genialidad destaca por su ausencia...


Más interesante (muy a mi pesar) es el estilismo que nos regaló Diane Kruger sobre la alfombra roja rosa de este mismo evento. La it-girl de origen alemán se enfundaba en una propuesta perteneciente a la última colección Alta Costura de Giambattista Valli que, gracias a su bucólico estampado floral, sus mangas abullonadas y sus detalles tipo joya, rezumaba un romanticismo muy acorde a la estética del evento. En este caso, tanto la naturalidad de su look de belleza con peinado de efecto deshecho como sus sandalias plateadas encajan... Pero, entonces, nuestra mirada se desplaza hacia ese clutch incomprensible en color negro que compromete el estilismo en su conjunto.


Emily Blunt presentaba hace un par de días la esperada película La chica del tren y estuvo a la altura de lo que se espera en un evento de alcance mundial. La británica es una firme defensora de la moda patria, así que no nos sorprendió que la firma escogida fuese Alexander McQueen. No obstante, el estilismo es de todo menos predecible, pues una amante de los tonos neutros (y del rojo) como ella se atrevió con un vestido tipo columna que destaca por sus coloristas bordados de inspiración vegetal. Con esto, una sombra de ojos dramática y un discreto recogido (sin olvidar la mejor de sus sonrisas), la actriz cierra un look intachable.


La ciudad de Nueva York acogió la semana pasada varios desfiles de cara a la próxima temporada y, aunque Olivia Palermo reinó en los front rows (de eso ya hablaremos en otro post), Kiernan Shipka nos dejó uno de los mejores estilismos en el desfile de Carolina Herrera. Sin duda, la joven actriz es el ejemplo perfecto de la sofisticación y la elegancia atemporales que desprenden los diseños de la venezolana, pues a sus 16 años luce impecablemente un vestido en blanco y negro con bandas horizontales que visualizaríamos en una mujer más adulta. No es un estilismo complicado ni aburrido, sino más bien sencillo y refrescante. Y eso nos encanta.


Cerramos nuestro repaso en tierras españolas, pues estos días también se ha celebrado la Madrid Fashion Week. La modelo y presentadora Nieves Álvarez fue la encargada de presentar los premios que la firma L'Oréal entrega a la mejor modelo y al mejor diseñador españoles de cada temporada. Y, teniendo en cuenta la temática del evento, la diva acertó de lleno al decantarse por un minivestido tipo blazer en color blanco nuclear de Teresa Helbig que le permite lucir sus kilométricas piernas de escándalo. De nuevo, el bicolor y la sencillez se imponen en los complementos y el look de belleza, demostrando que (muchas veces) se cumple aquello de "menos es más".

¿Qué os han parecido los estilismos de hoy? ¿Tenéis un claro favorito? Aunque Kiernan Shipka y Nieves Álvarez son las niñas de mis ojos, admito que hoy he caído rendido a los pies de Lupita Nyong'o.

O.

lunes, 19 de septiembre de 2016

La alfombra roja de los Premios Emmy 2016


Un año más, y con la mayor rapidez posible, desplegamos la primera alfombra roja de una temporada de premios y lo hacemos con la gran cita de los programas televisivos. Aunque nuestras predicciones no se han cumplido (como era de esperar), ha sido una noche interesante... Y, para muestra, nuestra favorita de la velada:


Probablemente no estaréis de acuerdo en que Michelle Dockery sea mi medalla de oro y se hablará de un favoritismo (que lo hay) y de un amor irracional por mi parte hacia ella (que también lo hay). Pero es que no es solo lo que se luce, sino cómo se luce, y la actriz británica ha defendido esta complicada propuesta de Oscar de la Renta Resort 2017 con uñas y dientes. Elementos como el bajo tail hem, el complicado cuerpo estructurado a base de volantes o el efecto en cascada del busto podrían resultar difíciles de digerir... Sin embargo, ella está preciosa a más no poder y el look de belleza, formado por una melena ladeada y un luminoso maquillaje con labial en frambuesa, no podría ser más ideal.


Nuestra medalla de plata va a parar a manos de Kristen Bell, pues la actriz ha eclipsado a buena parte de las nominadas y (lo que es más importante) lo ha hecho luciendo el vestido de Zuhair Murad que nosotros propusimos para Viola Davis. Teníamos claro que el ball gown tenía un corte y un estampado preciosos y que lo veríamos fuera de la pasarela más pronto que tarde, deseo que Kristen se ha encargado de cumplir. Completa nuestro top 3 la actriz india Priyanka Chopra, enfundada en una propuesta de Jason Wu que nos ha dejado con la boca abierta gracias a su color rojo pasión y su original parte superior asimétrica.


Laura Carmichael se ha quedado a las puertas de nuestro podio, en gran parte porque la actriz británica ha apostado por un diseño de Delpozo en esta noche tan especial. Los vestidos confeccionados por Josep Font siempre son pequeñas obras de arte y desde luego esta propuesta con parte superior amarilla, volúmenes arquitectónicos y falda en tono empolvado merecía una mención. Buena nota también para el custom made tipo bustier de Versace que lucía Emilia Clarke, aunque hubiese preferido otro color. Mayor decepción nos supone Felicity Huffman, pues su vestido de Tony Ward parece más bien una propuesta nupcial de silueta bastante amorfa.


Como es habitual, la dulzura (como concepto) ha reclamado su terreno sobre la alfombra roja, aunque no lo esperásemos de estas actrices... Viola Davis ha jugado una vez más la baza del contraste de colores y ha optado por un Marchesa en color fucsia que es simplemente correcto. Constance Zimmer se ha desmarcado totalmente de nuestras expectativas al apostar por un Monique Lhuillier en blanco con bordados florales en rosa... que no le pega nada. Nuestra ganadora en este duelo a tres es la joven Sarah Hyland, quien ha escogido también una propuesta de la diseñadora filipina y ha sabido distinguirse gracias a un conjunto con pantalones.


Eso sí, una de las tendencias más inesperadas de la noche ha sido el color verde, ejemplificado en estos tres looks. Tina Fey nos regalaba uno de los mejores estilismos que recuerdo en ella (desde... ¿siempre?) de la mano de un vestido de Oscar de la Renta de corte clásico y precioso color esmeralda. Su amiguísima Amy Poehler ha querido estar a su altura, pero me temo que este Pamella Roland en un verde apagado y parte superior tipo capa no era la mejor opción para su figura. Sarah Paulson ha apostado fuerte con un Prada cuajado de aplicaciones y abalorios que me gusta y me extraña a partes iguales. Quizás con algo más de actitud lo hubiese defendido mejor.


El color negro suele ser más habitual sobre la alfombra roja, pero el único estilismo de interés que nos ha dejado llega gracias a Kirsten Dunst y una propuesta de Givenchy Alta Costura que juega con las transparencias y los bordados de aplicaciones. Guapísima, pero la hemos visto mejor. Quien también decidió brillar con luz propia fue Claire Danes, optando por vestirse de estatuilla dorada de la mano de una creación de la casa Schiaparelli (y ese bronceado tan falso que me lleva). Cierra nuestro repaso otra de las decepciones de la noche, pues se nos ocurrían mil opciones para Robin Wright... y ninguna era como este vestido de Reem Acra.

Como siempre, pido perdón por si me he dejado fuera a alguna de vuestras favoritas, pues esta entrada es fruto de una selección totalmente personal que he limitado a 15 looks. Ahora os toca opinar a vosotr@s (mientras yo duermo un poco): ¿Quién os ha gustado más? ¿Cuál ha sido la mayor decepción de la noche? Feliz semana,

O.