lunes, 20 de abril de 2015

Los (otros) looks del fin de semana con Olivia Palermo, Karolina Kurkova, Olivia Wilde, Dakota Fanning, January Jones y Dianna Agron


Como os prometíamos antes, no podíamos despedir la jornada de hoy sin acabar de comentar los estilismos que nos ha dejado el panorama internacional. Como no damos abasto para cubrir todos los eventos de este fin de semana, recogemos en esta entrada los estilismos más interesantes que se vieron en estos:


Hacía mucho tiempo que no veíamos a Olivia Palermo posar ante las cámaras, pero estos últimos días lo ha hecho por partida doble y de un modo insuperable. En primer lugar, Olivia asistió a una gala benéfica a favor de la lucha contra la leucemia, lugar donde aparecía enfundada en un original vestido de Marchesa. El diseño, perteneciente a la colección Spring 2015, destaca por detalles como el magistral tratamiento de las aplicaciones vegetales en relieve y el toque bohemio que nos aporta la silueta oversized con las mangas caídas y el escote palabra de honor. Conociendo su pasión por los complementos, no es de extrañar que Olivia haya encontrado a su mejor aliado en un par de pendientes azules, aportando el contraste inesperado a la par que perfecto que siempre esperamos en ella.

También desprendía gracia y relajación a raudales en el baile organizado por el Museo Americano de Historia Natural, donde captó todas las miradas gracias a su Valentino Spring 2015. Teniendo en cuenta la institución organizadora, no me puede parecer más ideal la disposición de estrellas de mar que inundan el cuerpo del vestido, creando así un estilismo lleno de magia. Aunque ya hemos visto este diseño en otras ocasiones (gustándonos mucho ya cuando lo llevó Shailene Woodley), creo que Olivia logra aplicar su particular buen gusto a la hora de lucir este look, haciendo que caigamos rendidos al instante. No termino de entender cómo funcionan sus complementos y su melena suelta... pero funcionan.


Otra de las protagonistas de este fin de semana fue la modelo Karolina Kurkova, sencillamente espléndida en uno de los múltiples bailes organizados en Venecia. Para la ocasión, la modelo de origen checo apostaba por la moda española más internacional, representada por los diseños de Josep Font para Delpozo, Me sorprende mucho que otras devotas de la firma como Miroslava Duma no hayan lucido todavía esta propuesta de la colección Fall 2015, pues tanto su color rojo como su corte de inspiración vanguardista la convierten en una pieza fashionista en toda regla. Lo que podría haber resultado una mezcla complicada de volúmenes termina por convertirse en una apuesta sorprendente y sexy, siempre teniendo en cuenta lo mucho que aporta el espectacular cuerpo de Karolina.

Ya en Nueva York, la vimos en un evento promocional de la firma IWC, decantándose en este caso por un conjunto de Oscar de la Renta. Acostumbrados a los principescos (y, a veces, edulcorados) vestidos de la firma de origen dominicano, esta propuesta nos gusta por el equilibrio que presenta entre los toques clásicos de la firma, como el estampado floral, y otros aspectos más novedosos, como el corte asimétrico del bustier o los pantalones tipo culotte. Además, los salones y la manicura en color azul celeste suponen un valor añadido para que nos enamoremos de este look.


Pasamos ahora al Festival de Tribeca, otra cita vinculada al mundo cinematográfico que se está llevando a cabo estos días:


Olivia Wilde está siendo una de las actrices más fotografiadas estos días, pues no en vano se dedica a lucir estilismos que no dejan indiferente a nadie. Para acudir a la première de Tambledown, la intérprete se enfundaba en un vestido nada sencillo de la firma Dsquared2, perteneciente a la colección Pre-Fall 2015 de la firma. Aunque el estampado gráfico basado en las líneas termina por ser un poco pesado para la vista, debo admitir que el cuello en forma de pañuelo me ha parecido un guiño más que interesante (porque, de hecho, el estampado parece basado en los pañuelos "clásicos" de firmas como Hermès). De nuevo, estamos ante un vestido que no nos termina de convencer por sí mismo, pero Olivia está tan guapa y tiene esa elegancia tan natural que nos hace dudar sobre si nos gusta o no.

Lo mismo sucede con el look que nos dejaba en el estreno de Meadowland, protagonizado por un conjunto sacado de la colección Pre-Fall 2015 de la firma Christian Dior. Teniendo en cuenta el carácter que el belga Raf Simons ha imprimido a las últimas colecciones de la maison francesa, no nos extraña encontrarnos con la inesperada pareja que forman unos sobrios pantalones de caída ancha con una especie de suéter cuajado por multitud de lentejuelas metalizadas. ¿El problema? Que quizás esa multitud de lentejuelas terminan por ser demasiadas lentejuelas... Por ello, creo que ni siquiera ella salva este look.


También se está dejando ver por el Festival de Tribeca la actriz Dakota Fanning, quien nos ha dejado dos estilismos dignos de mención en las últimas horas. El primero de ellos fue en el mismo evento promocional que Karolina Kurkova. Para la cita, Dakota optó por un diseño de Theory que destaca por el sofisticado trabajo del tejido en gamuza. Sinceramente, creo que estamos en uno de esos casos en que la mujer chica es quien "hace el look", pues son sus juveniles complementos y su magnética sombra de ojos a base de kohl los que nos ayudan a aprobar el estilismo de Dakota.

Y quizás lo contrario nos ocurre con su estilismo en la première de Franny, pues creemos que un look de belleza malo impide que su vestido luzca tanto como debería. El diseño, perteneciente a la colección Spring 2015 de Zac Posen, sorprende por su precioso color rosa ballet, mejorando así el nada delicado color negro que lo teñía sobre la pasarela. Estamos ante uno de esos minivestidos que enamora por la suavidad de su color y la belleza de sus formas, con un espléndido trabajo de los volúmenes en la falda abullonada y los hombros caídos... Sin embargo, veo el maquillaje demasiado contrastado de la joven y pienso que este look ha perdido toda la frescura que tenía. Una pena.


January Jones aparecía hace unas horas en Tribeca para la première de Bare, luciendo un diseño de Prabal Gurung Fall 2015. La propuesta, que consiste en un mono libremente inspirado en un tuxedo, destaca por sus depuradas líneas de corte, enfatizadas por el uso de un impoluto blanco nuclear que se convierte en el amo y señor de este look. El uso de paneles semitransparentes en los laterales termina por hacernos dudar un poco, pero está claro que son necesarios para crear una silueta de aspecto más versátil que se muestra perfectamente adaptada al cuerpo de la actriz. Y, como la pieza en sí ya supone bastante riesgo, nos contentamos con un look de belleza muy luminoso y unos salones en nude que crean un acabado clásico pero perfecto para el estilismo.

Cerramos nuestro repaso con Dianna Agron, la única que compitió en protagonismo con January en la première de Bare. Decantándose por ese color rojo que tanto gusta últimamente a las famosas, la actriz de Glee se enfundaba en un vestido de la casa milanesa Prada. Pese a que no puedo ponerle ninguna pega seria al estilismo, me parece que la falda de vestido "pedía a gritos" ser larga, pues lo cierto es que el largo no termina de funcionar y acorta visualmente la figura de la actriz. De sus raíces oscuras sin teñir mejor no hablamos...

Bueno, ¿qué os ha parecido esta selección de estilismos? ¿Quién ha sido vuestra favorita? Yo me quedo con Olivia Palermo, mientras espero a que lleguen más looks del panorama nacional e internacional. ¡Volvemos mañana con más moda!

O.

La alfombra roja de los ACM Awards con Taylor Swift, Reese Witherspoon y Sofia Vergara


Continuando con nuestro empeño de ponernos al día con los últimos looks del panorama internacional (porque me parece que hoy no habrá alfombra roja del Festival de Málaga, ya que ayer hubo huelga de fotógrafos), vamos a comentar ahora los mejores looks que nos dejó ayer la entrega de premios de la Academia de Música Country.

En un evento donde hubo mucho tul, paillettes y peinados de excesivo volumen, hubo dos actrices y una cantante que salvaron la velada:


Pese a que Taylor Swift no pisó la alfombra roja, pudimos verla bailando durante la gala y subiendo a recoger un premio a su trayectoría (que ya me diréis qué sentido tiene eso a los 25 años...). Para ello, la siempre elegante cantante se decantaba por un diseño de Reem Acra que destaca por su precioso color azul bebé y la inesperada combinación entre la clásica caída de la falda y el toque vanguardista que aporta el top bandeau. Aunque nos gustaría haber podido apreciar el vestido en todo su esplendor, está claro que Taylor volvió a dar toda una lección de estilo, convirtiéndose en la mejor vestida del evento. Unos labios en rojo y un sobrio recogido eran lo justo y necesario para cerrar este look de un modo inmejorable.


Las actrices de Hot Pursuit también asistieron a la velada, apostando ambas por estilismos en corto que dejaban el protagonismo a las nominadas de la noche. Personalmente, creo que la elección de Reese Witherspoon es bastante interesante, pues nos ofrece una inspiración futurista, y por ello increíblemente moderna, que no es típica en la actriz. Apostando por el brillo (un recurso tan habitual en esta entrega de premios), Reese se enfundaba en un diseño de David Koma que logra harmonizar su clásica silueta en línea A con las llamativas aplicaciones de efecto espejo que inundan la parte frontal del vestido. Poco más necesitaba la actriz, pues su belleza natural con una pequeña ayuda del maquillaje bastaron para colocarla entre los mejores estilismos de la noche.


Y completamos nuestra selección con Sofia Vergara, compañera de reparto de Reese en el film Hot Pursuit. Quizás la actriz siga ofreciéndonos lo mismo de siempre, pues ella suele ser partidaria de marcar curvas sobre la alfombra roja, pero está claro que le funciona de maravilla. En esta ocasión, el diseño pertenece a la firma Beyond y destaca por la combinación de motivos geométricos y vegetales a lo largo de la parte frontal de su cuerpo. Si os digo la verdad, no tengo muy claro que el tándem entre la falda lápiz y el péplum cruzado en el centro termine de funcionar, pero si alguien podía salvar este look era Sofía. Eso sí, yo me quedo con su anillo de brillantes de Chanel y su favorecedor maquillaje.

¿Qué os han parecido los looks de los ACM Awards de este año? ¿Cuál de las tres famosas es vuestra favorita? Nosotros regresamos esta tarde con más estilismos del fin de semana, con Olivia Palermo, Olivia Wilde, Karolina Kurkova... ¿Te lo vas a perder?

O.

Blake Lively, impecable, en la première de "The Age of Adaline"


Este pasado fin de semana nos ha dejado una importante cantidad de estilismos a comentar, pero sin duda hay uno de ellos que se sitúa por encima del resto con una diferencia abismal.

¿El escenario de este look? Pues nada más y nada menos que la première neoyorquina de The Age of Adaline, evento donde pudimos ver en plena forma a una de nuestras fashionistas favoritas:


Sin palabras nos dejó Blake Lively al pisar la alfombra roja enfundada en este precioso (y nada discreto) diseño de Monique Lhuillier, uno de esos vestidos reservados para una auténtica protagonista sobre la red carpet. Y está claro que Blake supo aprovechar de un modo inmejorable este vestido de la diseñadora filipina, pues es una de esas piezas que solamente alguien con una figura tan envidiable como la de Blake puede permitirse llevar. Si bien es cierto que no hay nada nuevo en los elementos escogidos, pues la falda de plumas, el bustier de encaje y los paneles de cuero son detalles que vemos con bastante asiduidad, nos gusta el modo en que este diseño los combina para crear un resultado sexy y elegante a partes iguales. Además, pese a la falta de novedades, es innegable que Blake Lively estaba espectacular. Mirad la espalda:


El detalle del escote en forma de rombo que vemos en la espalda es también espectacular, así que entendemos que la actriz le fuera infiel a la firma Gucci en favor de este llamativo diseño de Monique Lhuillier. Además, Blake supo mantener ese look de belleza lleno de luz que tanto nos gusta en ella, así como la sobreaccesorización que la caracteriza mediante sortijas y unos vistosos pendientes. ¡Nos hacía tanta falta un look así!


Para la fiesta posterior, Blake volvió a confiar en la filipina Monique Lhuillier, escogiendo en esta ocasión un original diseño perteneciente a su colección Fall 2015. Y, si bien estamos ante uno de esos looks que quieres que te gusten por su riesgo, no considero que el estilismo llegue al nivel que esperamos en Blake. Me gusta el toque de femme fatale que aporta la confección del vestido a modo de gabardina, pero el tul con estampado de estrellas que vemos debajo termina por desconcertarme. Podría haber digerido el uso de dicho tul en la veladura del escote, pero los "pantalones" (por llamarlos de alguna manera) acaban por resultar tremendamente antiestéticos. Esta vez, no tengo ninguna duda en que lo mejor es su look de belleza, gustándonos en especial su recogido con volumen.

Personalmente, creo que olvidaré el segundo estilismo en favor del primero. ¿Os ha gustado su look de la première tanto como a mí? En nada, volvemos con la alfombra roja de los Academy of Country Music Awards.

O.

domingo, 19 de abril de 2015

Festival de Málaga 2015: La alfombra roja de la segunda jornada


Aunque hoy he estado alejado del blog por motivos personales (que la pequeña de casa bailaba con la escuela de danzas populares de mi pueblo), aprovechamos la tarde para ponernos al día con lo último de la alfombra roja nacional.

Pese a que la segunda jornada del Festival de Málaga no estuvo a la altura de la ceremonia inaugural, ni en cantidad ni en calidad, sí hubo algunos estilismos dignos de comentarse en el estreno de La deuda. Y comenzamos con el estilismo más interesante de la velada:


Nathalie Poza figura este año entre los miembros del jurado del certamen, del mismo modo que Manuela Velasco, así que hizo acto de presencia ante la prensa con motivo de la première nocturna que protagonizaba la jornada. En esta ocasión, la actriz mantuvo su habitual apuesta por los diseños poco convencionales de la mano de un original vestido de Amaya Arzuaga, caracterizado por el habitual vanguardismo de la diseñadora. Lejos de ser un vestido negro, la pieza sorprende por el magnífico tratamiento del tejido y la volumetría, creándose una contraposición entre los pesados volúmenes de la falda y las transparencias estratégicamente dispuestas en la parte superior. Pese a que no es un diseño especialmente favorecedor, creo que la actriz tiene ese je ne sais quoi necesario para lograr que funcione.


Mucho nos gustó también la joven actriz Ingrid García-Jonsson, quien volvió a confiar en un diseño de la casa francesa Christian Dior. Como suele suceder con los vestidos más atemporales de la maison, nos encanta la sobria elegancia que desprende el depurado cuerpo del vestido, confeccionado a partir de un espléndido satén de seda. Por otra parte, detalles como el cuello tipo joya o los inesperados bolsillos aportan esos toques de distinción que debe tener todo diseño de Alta Costura. Unos sencillos salones y un look de belleza muy natural eran lo necesario para cerrar el estilismo con buena nota.

Tampoco defraudó Silvia Alonso, decantándose en esta ocasión por un diseño del sevillano Fernando Claro. No podemos decir que estamos ante un vestido revolucionario que nos aporte algo que no hayamos visto antes, pero también es innegable que el diseño cumple a la perfección con su cometido y nos regala un resultado inmejorable. Sin duda, nos encanta el modo en que la silueta estilo lady se ve actualizada por detalles como el original estampado geométrico en blanco y negro o el bajo asimétrico de la falda. Además, la actriz supo elegir unos complementos que, sin pasar desapercibidos, completan a la perfección la imagen de femenina modernidad que nos regala su vestido.


Por su parte, Carolina Bang fue la encargada de firmar el estilismo en color rojo de la jornada, aunque el color de la foto no nos deje apreciar demasiado bien la tonalidad del vestido. Eso sí, aunque el vestido por encima de la rodilla es muy coqueto, lo cierto es que su clutch tipo Lego de la firma Chanel termina por convertirse (casi) en el protagonista del estilismo. Para mí, lo más sorprendente de este look es que Carolina, muy dada a los excesos, siga mostrando esa elegancia contenida que ya nos regaló ayer en la gala inaugural.

Quien no supo ser discreta fue la actriz Úrsula Corberó, con un estilismo que no me ha gustado nada de nada (aunque tampoco es que sea un desastre, más bien es cuestión de gustos...). Ya sabéis que yo no suelo ser demasiado partidario de los vestidos en colores metalizados y cuajados de lentejuelas, así que espero que entendáis el soberano aburrimiento y la sensación de repetición absoluta que me produce este look. Incluso dejando esto de lado, me parece que la actriz no tuvo uno de sus mejores días ni en el peinado ni en el maquillaje.


De juzgado de guardia está siendo el paso de Mariola Fuentes por este Festival de Málaga. Como no sé si empezar a criticarla por la pesadez de sus peep-toes en negro, por las arrugas de su vestido o por su falta de actitud... Pues mejor no digo nada más.

Tampoco nos gustó demasiado la actriz Andrea Duro, quien pisó la alfombra roja enfundada en un minivestido de Lavand. Yo soy el primero en defender la elección de firmas low cost (recuerdo a Olivia Palermo con una chaqueta de Zara en Cannes, a Olivia Wilde de H&M en múltiples eventos... ideales ambas dos), pero creo que este minivestido de inspiración camisera no aporta absolutamente nada. Por destacar algo, me quedo con la luminosidad de su maquillaje.

Desde luego, el nivel de la alfombra roja ha bajado en comparación al de la primera jornada. ¡¡Esperemos que esta noche nos deje estilismos algo mejores!!

O.

sábado, 18 de abril de 2015

Festival de Málaga 2015: La ceremonia inaugural


Después de los Goya, el Festival de Málaga es sin duda el mejor escaparate para el cine español... y, por supuesto, también para la moda patria. Es una pena que muchas actrices acudan a firmas internacionales con los maestros de la aguja que tenemos en nuestro país, pero aún así no deja de ser memorable el hecho de ver tal desfile de buen gusto en nuestras tierras.

Anoche mismo se celebró la gala inaugural de este año, encabezada por una presentadora que promete darnos muchas alegrías:


Silvia Abascal no acostumbra a fallar sobre la alfombra roja, algo lógico si tenemos en cuenta que el estilista Víctor Blanco es la mente maravillosa que se esconde detrás de sus estilismos. Y, desde luego, la actriz ha empezado el certamen pisando fuerte, de la mano de un exquisito diseño firmado por el couturier francés Stéphane Rolland. Con este híbrido entre mono y vestido capa, la actriz nos dejaba uno de esos momentos que solamente puede regalarnos la Alta Costura. Lo cierto es que esperaríamos ver este diseño en alguien de mayor altura, pero el impecable porte de la madrileña y el vanguardismo que desprende el diseño son suficientes para crear un resultado inmejorable. Y eso no es todo, porque mirad la espalda:


La caída de la capa es sencillamente espectacular, más todavía si se tiene la ocasión de verla en movimiento. Por otra parte, Silvia está radiante gracias a un maquillaje lleno de luz y una sofisticada melena ladeada con ondas, que complementan a la perfección la elegancia moderna del diseño de Rolland. Un look digno de cualquier alfombra roja, se mire por donde se mire.


Otra de nuestras favoritas fue Manuela Velasco, quien volvió a mostrar su faceta más ladylike sobre la alfombra roja. En esta ocasión, la actriz de Velvet se decantaba por uno de los siempre femeninos vestidos de la firma Oscar de la Renta, que destaca por la originalidad de su bajo tail hem y por los inesperados detalles florales en acabado metalizado. Sin duda, el color azul pastel del vestido aporta esa sutileza que siempre esperamos en un De la Renta, pero encuentra su perfecta réplica en detalles como el bajo, los adornos metalizados o la cintura baja que ayudan a actualizar el estilismo. Además, nos encanta su apuesta por unos salones plateados con pulsera y por un look de belleza tremendamente natural.

También se cuela en las mejores de la noche Silvia Alonso, quien dio toda una lección de estilo gracias a este vestido de Stella McCartney. ¿Quién dijo que el negro es aburrido? Desde luego, este diseño nos parece de todo menos aburrido, pues la caída asimétrica de la falda y el escote cruzado con abertura abdominal contribuyen a que este vestido de la firma británica no pase desapercibido. Quizás no sea tan formal como la mayor parte de looks que vimos sobre la red carpet, pero es una opción original para destacar cuando no eres la protagonista. Unas sandalias con pulsera y un desenfadado look de belleza son suficientes para cerrar esta apuesta distinta.


La actriz María León es otra de las habituales en este evento, y anoche apostó también por un vestido de Stella McCartney. Estamos ante uno de esos diseños que quiero que me gusten... pero no. En primer lugar, creo que la pose de la actriz y su menuda figura no son los mejores aliados para este diseño, pero a ello hay que sumarle que cada detalle del vestido parece ir por su lado. Sin entrar demasiado en detalles, se aprecia un fallo de las proporciones a simple vista, aspecto que le hace un flaco favor a la silueta de la actriz. Sin embargo, no tengo ninguna duda de que la veremos lucir estilismos mucho mejores en las próximas jornadas.

Mucho más digerible fue el estilismo de Ruth Nuñez (sí, la de Yo Soy Bea), quien se enfundaba en un clásico vestido negro de Pepe Botella. Para mí, la intérprete demostró que no hay que irse a la moda internacional para ir elegante a un evento... aunque, puestos a escoger, hubiera preferido algo más moderno. No veo ningún error en el look, pero tengo la sensación de haberlo visto miles de veces.


No obstante, si tuviera que quedarme con un estilismo firmado por un diseñador patrio, creo que mi elegida sería Carolina Bang, vestida de Lorenzo Caprile. Siendo yo un firme detractor de la actriz (tanto fuera como dentro de la gran pantalla), creo que este look viene a demostrar que un buen vestido todo lo puede. Menos excesiva que de costumbre, la intérprete y productora se enfundaba en un vestido tipo columna de clara inspiración clásica, elemento que vemos en sus drapeados y en el escote tipo Diana. Por otra parte, el vistoso adorno enjoyado a la altura de la cintura encaja perfectamente con su personalidad, algo que también ha sabido reflejar mediante su look de belleza. Va más sencilla que de costumbre, pero sin renunciar a su estilo, y eso nos gusta.


Otra en decantarse por la moda española fue Cuca Escribano, vistiendo de la joven firma española Nihil Obstat. Como suele ser habitual en esta casa de modas, el toque original de sus diseños se ve acompañado por un uso magistral de tejidos de primera calidad, creando así apuestas distintas a la par que elegantes. En esta ocasión, nos encanta el modo en que el barroquismo de los adornos vegetales de la falda se ve compensado por una parte superior de corte fluido, aunque detalles como el escote tipo barco o la manga por el codo no dejan de ser elegantes en su justa medida. Indudablemente, los estilismos de Cuca siempre han estado por encima del bien y del mal.


El rojo fue sin duda uno de los colores más utilizados por las famosas internacionales en esta pasada temporada de premios, y parece que el Festival de Málaga no será una excepción. Empezamos por una comparación/batalla entre los dos estilismos más parecidos de la noche, el de Elizabeth Reyes (izquierda) y Ruth Gabriel (centro), vestidas, respectivamente, de Iván Campaña Rubén Hernández. A mi juicio, Elizabeth se alza como vencedora en este duelo, pues creo que tanto la silueta fluida de su vestido como el escote más discreto tapado con una veladura son detalles decisivos a la hora de otorgarle la victoria.

Tampoco faltó el toque coral de la mano de Manuela Vellés, quien sigue sin comprender demasiado bien que el exceso no suele traducirse en buen gusto (a no ser que seas fashionista, que eso ya es un caso aparte...). Por ello, creemos que la actriz de Velvet estuvo poco afortunada con este vestido de BCBG Max Azria, pues el "collar cinturón" y la abertura de la pierna son demasiado... se mire por donde se mire.


Eso sí, para personificar el exceso ya estaba Belén López, vestida de su diseñadora de cabecera Vicky Martín Berrocal. Yo soy el primero en aceptar que la inspiración flamenca puede estar presente en un festival como el de Málaga, pero es que aquí vemos una mezcla nada favorecedora entre diva y flamenca... y eso ya no. El cuerpo de paillettes es excesivo en sí mismo, del mismo modo en que toda la tela que sobra en las mangas la echamos en falta en el escote. Claramente, NO.

Tampoco acertó la actriz Mariola Fuentes, quien cumplió con su objetivo de no pasar desapercibida al decantarse por este arriesgado diseño de David Delfín. Aunque quizás la actriz debería haberse planteado en qué punto el riesgo se convierte en ridiculez, pues no creemos que este vestido de inspiración masculina estuviese hecho para ella, ni mucho menos para un evento como este.

Bueno, ¿qué os ha parecido la primera jornada del Festival de Málaga? ¿Quién se ha convertido en vuestra favorita? ¡En nada, volvemos con más moda!

O.

jueves, 16 de abril de 2015

Look del día: Olivia Wilde, de Marchesa, brilla con luz propia


Aunque sigo hasta arriba de trabajos y lecturas para la universidad, no podía faltar esta nueva "mini sección" que nos hemos sacado de la manga, el Look del día. Si bien es cierto que el panorama internacional siempre se encuentra cargado de eventos, hoy es el tercer día consecutivo en que solamente hay un estilismo que ha logrado captar mi atención.

Y, frente a lo que ocurría ayer con Blake Lively, creo que este look conseguirá una aprobación bastante unánime por vuestra parte. ¿Lo comentamos?


Olivia Wilde asistía anoche al estreno neoyorquino de la película Finding Neverland, y lo hacía enfundada en un diseño de Marchesa que nos parece de todo menos sencillo. El vestido, perteneciente a la colección Fall 2015 de la firma, destaca por la inesperada combinación entre una silueta definida completamente a partir de flecos, de marcada inspiración años 20, que encuentra una réplica fantástica en las aplicaciones florales en forma de amapola que vemos en la zona de los hombros. No creo que la silueta sea fácil, del mismo modo en que el tul de las aplicaciones florales tampoco es un detalle que me apasiona, pero considero que este look gana mucho visto de cerca:


Pese a que he leído ya algunas críticas negativas sobre este look, creo que Olivia ha sabido insuflarle esa frescura y esa elegancia que la caracteriza. Admito que las mangas y el corte de la parte superior no son demasiado favorecedores, pero tanto la sobriedad de los complementos como la depuración de su look de belleza acaban por decantar la balanza en favor de la actriz. Mención especial para su sombra de ojos a base de kohl y su sencilla coleta ladeada, que nos parecen lo mejor del estilismo en general.

Ahora os toca opinar a vosotr@s. ¿Ha conseguido Olivia que os pongáis de su parte o la dificultad de defender este vestido se ha convertido en algo inasumible? En definitiva, ¿estamos ante un SÍ o un NO? Personalmente, yo creo que la elegancia natural de Olivia todo lo puede, por lo que opino que ha conseguido un resultado mucho mejor de lo que cabría esperar con este vestido.

¡Volvemos mañana con más moda!

O.

miércoles, 15 de abril de 2015

Look del día: Mezclas imposibles by Blake Lively


Como os comentaba ayer, no tengo tanto tiempo para dedicarle al blog como me gustaría, pero he decidido continuar con esta nueva "mini sección" del Look del día. Y, aunque el estilismo que os traigo hoy en realidad es de ayer, he preferido esperar hasta conseguir una foto decente del look.

Si bien ayer os rendisteis tod@s a los pies de la magnífica Sarah Jessica Parker, me pregunto qué valoración os merecerá el estilismo de esta otra fashionista neoyorquina:


Blake Lively nunca ha destacado por recurrir a las opciones sencillas en sus apariciones ante la prensa, y quizás por ello la protagonista de Gossip girl (para mí siempre será Serena...) suele figurar entre nuestras favoritas. Sin embargo, este vestido de Roksanda Ilincic es una apuesta que se encuentra rozando lo imposible, así que muy probablemente merecerá críticas varias.

Como es habitual en los vestidos de la diseñadora serbia, esta pieza se caracteriza por el arriesgado uso del color, predominando en esta ocasión los tonos fríos en la falda, en conjunción con una complicada silueta cuya volumetría podríamos calificar de arquitectónica. Y puede que el mayor punto conflictivo de este look se encuentre en el péplum: ¿es posible que este vestido le haga caderas incluso a Blake? Personalmente, el corte cruzado de la falda con ese péplum casi escultural me parece un riesgo que merece la pena. Además, está claro que ha acertado tanto con las sandalias como con su look de belleza, porque la actriz desprende la belleza y la luminosidad que la caracterizan.


Si este vestido nos produce dudas en Blake Lively... ¿cómo le sentaría a cualquier otra mortal? ¿Pensáis que este look es un SÍ o un NO? Yo, aunque admito que en principio me producía ciertas dudas, acabo decantándome (como siempre) en favor de Blake. ¡Volvemos mañana con más moda!

O.