miércoles, 29 de junio de 2016

Premios Yo Dona 2016: Los looks más interesantes de la velada


¡Hola de nuevo! Tras unos días de sequía, se nos vuelven a acumular los compromisos de las famosas sobre la alfombra roja. 

Si ayer dedicábamos nuestra entrada a la entrega de los IIFA Awards en Madrid, hoy seguimos en la capital española para comentar los mejores looks que nos dejaron anteayer los Premios Yo Dona 2016. Y he de reconocer que tengo una clara favorita:


La actriz Macarena Gómez siempre ha destacado por tener un estilo tan personal que no deja indiferente a nadie... O la amas o la odias, y no es ningún secreto que yo soy un firme devoto de sus looks. Personificando ese exceso tan suyo, la cordobesa se enfundaba en una propuesta de TheStoat que destaca por la contraposición entre la voluminosa falda de tul en doble largo y el rígido bustier con abertura abdominal y detalles a modo de volantes. Eso sí, la gran estrella de su estilismo era el original clutch de Inés Figaredo, cuya forma de tiovivo no nos puede gustar más. Buena nota también para su melena semirecogida con ondas y su maquillaje en tonos tierra.


Sin duda, la velada nos dejó algunos vestidazos para el recuerdo. El diseño de Alberta Ferretti que lució Cristina Castaño (muy similar al que colocó a Fiammetta Cicogna entre las mejor vestidas de 2015) era una de las apuestas más espectaculares de la noche, pero no se veía nada favorecida a causa de un look de belleza protagonizado por un maquillaje demasiado pálido y una horrible melena hacia atrás en efecto mojado... Mejor opinión nos merecen Norma Ruiz y su espectacular vestido amarillo de Azzi & Osta, cuyo corte estructurado con volúmenes en la zona de la cintura fue una apuesta arriesgada pero ganadora.


Como es habitual, el color negro contó con representación sobre la alfombra roja rosa. Juana Acosta, una habitual en las listas de mejor vestidas, se decantaba por un vestido de Andrew Gn en escote Diana con bordados florales que supo defender gracias a su melena ladeada y su potente labial en fucsia. Sin embargo, sabemos que lo puede hacer mejor. Hoy preferimos a Dafne Fernández, quien se enfundó en un elegante diseño bicolor de Pronovias que acierta gracias a sus sutiles adornos en pedrería y su discreta abertura en la pierna. Nos gustan también su sencillo recogido y su luminoso maquillaje.


Y, por supuesto, no podían faltar las flores. Uno de los vestidos más delicados de la noche vino de la mano de Mónica de Tomás, quien confió en el creador español Elio Berhanyer para una noche tan especial. Pese a que el escote no es demasiado favorecedor, los relieves florales y la gama de tonos empolvados nos permiten perdonar ese pequeño desliz. Guapísima posaba también la actriz Toni Acosta, confiando de nuevo en su adorada firma Dolores Promesas. En este caso, observamos un dulce rosa aframbuesado que se convierte en la estrella del look, ideal para estas fechas veraniegas. Por poner alguna pega, considero que el maquillaje es muy fuerte.


Nos despedimos con dos propuestas en color azul, aunque no podrían ser más diferentes entre sí. La modelo y presentadora Mar Saura fue de las pocas en saltarse el dress code, aunque esta propuesta de Michael Kors en largo asimétrico por debajo de la rodilla bien merecía la pena. No es que sea el vestido más espectacular de la velada, pero el porte ayuda mucha. Fabulosa vimos también a la socialité Carmen Lomana, quien apostó por un original vestido de Dolce & Gabbana que reproduce su habitual inspiración en la cerámica mediterránea. Con todos los complementos a juego y con un look de belleza correcto, nada podía salir mal.

¿Qué os han parecido los estilismos de hoy? ¿Con qué looks os quedáis? Yo tengo claro que mi top 3 lo conforman Macarena Gómez, Dafne Fernández y Carmen Lomana. ¡Disfrutad del día!

O.

martes, 28 de junio de 2016

Freida Pinto y Priyanka Chopra brillan en Madrid con motivo de los IIFA Awards


La decimoséptima edición de los International Indian Film Academy Awards fue celebrada este pasado fin de semana, siendo Madrid la ciudad elegida para albergar esta ceremonia. Sin duda, hubo dos asistentes que, como habituales en las listas de mejor vestidas que son, captaron todas las miradas:


Freida Pinto siempre es una garantía de estilo sobre la alfombra roja (bueno, aquí verde), pues siempre derrocha elegancia. En esta ocasión, la actriz de Slumdog Millionaire se enfundaba en un precioso vestido de silueta fluida firmado por Elie Saab, cuyo corte destaca por el talle alto tipo imperio, la discreta abertura de la pierna y el original escote a medio camino entre la inspiración helénica y el cuello halter. Más allá del maravilloso color añil, estamos ante una propuesta que recoge la sofisticación del couturier libanés sin caer en el típico uso (y abuso) de paillettes. Apostando por un recogido y un maquillaje discretos, Freida estaba radiante.


La (otra) triunfadora de la noche fue Priyanka Chopra, quien se llevó varios premios a casa y causó sensación sobre la alfombra roja verde gracias a su vestido de Schiaparelli. La actriz, que está logrando reconocimiento internacional gracias a la serie Quantico, acertó de lleno al apostar por esta propuesta en un bonito tono lavanda que representa la etérea elegancia de la histórica casa de modas francesa. Pese a que los pliegues de la cintura no son de mi agrado, sin ellos no podría conseguirse la espectacular caída de la falda, que recibe su perfecta réplica mediante un sutil escote corazón. Buena nota también para su moño bajo con flequillo ladeado y su dramático maquillaje.

¿Qué os han parecido los estilismos de hoy? ¿Con cuál de estas actrices indias os quedáis? Yo no suelo ser indeciso, pero he de reconocer que hoy me quedo con las dos.

Disfrutad de la semana,

O.

viernes, 24 de junio de 2016

"The Neon Demon" (o sea, Elle Fanning) llega a NYC


Ya sabéis que no suelo publicar todos los días, pero últimamente las famosas parecen hallarse inmersas en promociones de altos vuelos. Y es que, ahora que Blake Lively ha terminado con su recorrido por las calles neoyorquinas para presentar The Shallows, otra de nuestras rubias favoritas ha llegado para tomar el testigo:


Elle Fanning ya nos ha regalado varios estilismos excepcionales en la promoción de The Neon Demon (recordemos que todo empezó en Cannes), así que cada una de sus nuevas apariciones es motivo de alegría. Para asistir a la première, la actriz se enfundó en una propuesta custom made de Gucci que es todo lo contrario a lo que me gusta habitualmente: metros y metros de tul, volantes, un cursi color rosa pastel, una cinta en verde musgo... Y, sin embargo, la inocencia de la actriz y el maravilloso look de belleza, luminoso a más no poder, logran venderme el estilismo por completo.


Puestos a escoger, prefiero con creces el diseño de Alexander McQueen Pre-Fall 2016 que lució en el programa de Jimmy Fallon, pues supone una apuesta muy refrescante que se aleja de su habitual estilo principesco. Sin duda, la segunda imagen nos permite apreciar mucho mejor los detalles en forma de aplicaciones que caracterizan este vestido, adornando la línea de la cintura y la transparencia a modo de veladura en la parte superior del busto. Genial el labial en color anaranjado, a tono con los motivos en forma de labios que vemos en el vestido.


Finalmente, Elle se ha dejado ver en otros dos eventos promocionales. Para la fiesta posterior al estreno, la actriz se decantaba por un minivestido de Lanvin Spring 2016 que sorprende por su original color verde esmeralda y sus adornos en forma de lazadas. Pese a que la tonalidad escogida me parece fabulosa, creo que las arrugas del tejido y el incomprensible color de los lazos inferiores desmerecen el resultado. Tampoco me convence el diseño de inspiración lencera de Rochas que lució en otro evento, fallando en esta ocasión la elección del calzado (de señora mayor, por muy Gucci que sea).

¿Qué os parecen los últimos looks de Elle Fanning? ¿Os quedáis con la empalagosa dulzura del Gucci o con la original sofisticación del McQueen? Espero vuestra opinión,

O.

jueves, 23 de junio de 2016

Ni uno ni dos... Estos son los 9 looks premamá de Blake Lively


¿Quién dijo que una embarazada no puede figurar entre las mejor vestidas de cualquier lista? Si alguien afirma esto, es evidente que no conoce a Blake Lively. Su sentido innato del estilo (recordemos que no tiene estilista) hace que siempre luzca espléndida... Bueno, y su melena rubia, su belleza y sus piernas kilométricas también:


Y he de empezar confesando que tengo un claro favorito: esta propuesta de Elie Saab me parece simplemente deliciosa. Hacía tiempo que las colecciones del couturier libanés no me gustaban tanto, pero recordaréis que sus propuestas Alta Costura Spring 2016 (inspiradas en Oriente) me parecieron una vuelta de tuerca muy interesante. Este minivestido en color rosa empolvado a base de volantes e incrustaciones ejemplifica perfectamente el porqué, pues nos encontramos ante un decorativismo y una minuciosidad que son arte en sí mismos. Geniales los complementos y la melena ladeada.


Como la reina de Nueva York que es (perdón, princesa... no olvidemos a nuestra SJP), Blake se adueña de las calles de su ciudad con combinaciones imposibles pero efectivas. Siendo sinceros, pocas serían capaces de lucir un vestido de Jenny Packham como este diseño en amarillo pastel con pedrería junto con una chaqueta vaquera... pero sí, ella lo consigue y con nota. Y, por qué no, un vestido de Michael Kors con plumas y aplicaciones en acabado glitter combinado con salones y chaqueta de chándal... Desde luego, la genética juega en su favor.


Seguimos con otros looks de calle que vienen a confirmar su arrollador street style (tiembla, Olivia Palermo, tiembla). Para mí, el azul es uno de "sus" colores, tal y como observamos en los dos primeros estilismos. De la propuesta de Monse nos gusta el efecto abullonado de las mangas (y su melena ondulada), mientras que del diseño en falda lápiz y abertura abdominal de Cushnie et Ochs nos quedamos con su color azul eléctrico. Guapísima también con el Oscar de la Renta en granate que luce en la tercera imagen, con una cintura alta y unos plisados en la parte superior ideales para presumir de embarazo.


Paradójicamente, los estilismos de fiesta son los que nos dejan peor sabor de boca... Pocas embarazadas se atreverían a asistir a una première con un bustier de piel y eseriesgo la avala como fashionista, pero no creo que este vestido de Carolina Herrera funcione. Tampoco nos convence el Versace de la segunda foto, un diseño con efecto cut out de silueta poco favorecedora. Eso sí, el peor estilismo viene de la mano del David Koma que lucía en la fiesta posterior, pues el efecto "morcilla embutida" (no hay tecnicismos para esto) la hace parecerse peligrosamente a Kim Kardashian...

No creo que The Shallows (Infierno azul) vaya a cambiar la historia del cine, pero solamente por el regreso de Blake ha merecido la pena. ¿Qué estilismo os gusta más? ¿Qué tendencia creéis que favorece más a las embarazadas? Os leo,

O.

miércoles, 22 de junio de 2016

¿Carolina Herrera + Kiernan Shipka? = Sofisticación


La firma Carolina Herrera cumple 35 años en el mundo de la moda y su nueva colección Resort 2017 reivindica (hasta cierto punto) sus raíces. Y es que, cuando la máxima del trabajo es hacer que la mujer se vea elegante, el tiempo no logra que diseños como estos pasen de moda:


El mayor acierto ha sido escoger a la actriz Kiernan Shipka como imagen a la hora de lucir los vestidos que protagonizan la segunda parte de esta colección. Pocas famosas hay que representen de un modo tan natural la elegancia, la sofisticación y el saber estar... Pero, al mismo tiempo, su juventud nos demuestra que la (buena) moda no entiende de edades. Sobre estas líneas vemos el diseño que cerraba la colección, un ball gown a base de tul con un pronunciado escote que es "exceso bien llevado".


Apostando por esos motivos estampados que nunca pasan de moda, la mayor parte de vestidos contaban con cortes elegantes a la par que arriesgados. Al lado de recursos tan clásicos como la falda vaporosa o el estampado a topos, tendencias como el efecto cut out o los vertiginosos escotes convivían en perfecta armonía. Respecto a los materiales, la organza de seda se mantiene como una constante en gran parte de las propuestas de la venezolana.


Adoro los cristales, las paillettes y (casi) cualquier cosa que brille, así que no hace falta explicar demasiado por qué estos dos diseños son de mis favoritos. En la primera imagen, observamos un ball gown con imbricadas aplicaciones sobre base en tul de plumeti que sorprende por la asimetría en su bajo. También hablamos de volúmenes al referirnos al segundo diseño, una propuesta en largo por debajo de la rodilla cuya caída nos recuerda al dioresco New Look.


Tal y como comentábamos, la modernidad está muy presente en las creaciones de la venezolana. De hecho, las fotografías fueron tomadas en un estudio neoyorquino que destaca por su marcada estética urbana, recalcada con elementos como esta escalera de mano. Sin duda, estos preciosos vestidos destacan por su marcada vocación nocturna, presentándonos a una mujer actual y joven (y recordemos que la edad es mental) que no renuncia a la elegancia. El bustier del primer diseño es muy Chanel, ¿no creéis?


Y nos despedimos con dos fotografías tomadas más de cerca, una muestra del virtuosismo en la confección de estos vestidos. Se crea aquí una interesante dialéctica entre el vertiginoso avance de la vida contemporánea y el esmero que requiere crear unas piezas que destacan por su exclusiva minuciosidad. Si algo aprendemos de Carolina Herrera es que el mimo y el cariño son buenos consejeros a la hora de crear obras de arte como estas, en una colección que (sin necesidad de pisar la alfombra roja) ya podemos tildar de icónica.

Creo que no hace falta preguntar, pues ante tanta belleza uno solamente se puede sentar a contemplar con la boca abierta... ¿Qué os parece la elección de Kiernan Shipka como modelo? ¿Qué diseño de CH os pedís para vuestro armario?

¡Disfrutad del miércoles!

O.

lunes, 20 de junio de 2016

Cuestión de cine: Mi top 10 de películas favoritas


¡Hola de nuevo! Ya sabéis que últimamente voy de cabeza, pero de vez en cuando busco algún ratito para pasarme por aquí (y por vuestros blogs). Ante la ausencia de estilismos que resulten de interés, he optado por comenzar esta semana descubriéndoos un pedacito más de mí.

No es ningún secreto que soy un amante del cine, pues hemos hablado en varias ocasiones sobre vestuario cinematográfico, pero hoy os presento (y os recomiendo) mis 10 películas favoritas, filmes que me han marcado y que están siempre conmigo:


1) Volver (Pedro Almodóvar, 2006): Costumbrismo almodovariano en estado puro, esta película es sincera porque el director nos la cuenta desde su verdad. No es comedia ni drama, hay fantasmas pero no es fantasía y muertes pero no es un thriller. Lo que hay es un reparto femenino espléndido, una cumplida ración de melodrama y varias escenas para el recuerdo. ¿Lo mejor de la película? La pequeña pero estratosférica intervención de Chus Lampreave como la tía Paula. Impagable.

2) Pequeña Miss Sunshine (Jonathan Dayton y Valerie Faris, 2006): Para mí, este filme representa la capacidad de aceptar la diferencia, riéndonos de nosotros mismos si hace falta. La disfuncional familia de los Hoover decide cumplir el sueño de su hija menor, participar en un conocido concurso de belleza infantil. Y puede que Olive no entre en el canon de lo que se espera en este tipo de eventos, pero esta comedia sin pretensiones demuestra que eso (como tantas cosas en la vida) es lo de menos.


3) La voz dormida (Benito Zambrano, 2011): No todo en el cine español son películas sobre la posguerra, pero sí tenemos una cuantas y muy buenas. Yo me quedo con esta, basada en la novela homónima de Dulce Chacón, que desgarra y enternece al mismo tiempo. La asustadiza pero luchadora Pepita (María León) y la bondadosa carcelera Mercedes (Ana Wagener) dotan de verosimilitud a una historia que, ante todo, trata del amor y del recuerdo de aquellos que fueron acallados por la dictadura.

4) Loreak (Flores) (Jon Garaño y Jose Mari Goenaga, 2014): Pese a que el cartel de esta película vasca nos diga que "solo son flores", en realidad las flores son mucho más. ¿Quién deja los ramos en los tramos de accidentes de las carreteras? Detrás de esa acción simbólica hay una dialéctica de la memoria, del olvido y del recuerdo, un drama silencioso. Esta película nos cuenta una de esas historias, tejida mediante las brillantes actuaciones de Itziar Aizpuru, Nagore Aranburu, Itziar Ituño y Ane Gabarain.


5) Mujeres al borde de un ataque de nervios (Pedro Almodóvar, 1988): El director manchego repite en mi lista de la mano de una de las mejores comedias de todos los tiempos, con una estética de vanguardia que inunda y desborda. De nuevo, destaca el gran reparto femenino encabezado por Carmen Maura, aunque la verdadera estrella de esta película es la deliciosamente desquiciada Julieta Serrano (con el permiso de Chus y su portera testiga de Jehová).

6) Criadas y señoras (The Help) (Tate Taylor, 2011): Pese a su enfoque edulcorado y amable, este metraje aborda un tema tan serio como la doble discriminación de ser mujer y ser negra en el contexto estadounidense de los años 60. Las criadas afroamericanas nunca tuvieron voz, y esta respetuosa adaptación de la novela de Kathryn Stockett nos muestra su pequeño gran mundo. Mención aparte merecen el vestuario y el entrañable dúo formado por Octavia Spencer y Jessica Chastain.


7) Blancanieves (Pablo Berger, 2012): Entre los innumerables (e innecesarios) remakes Disney, podemos encontrar una rara avis como esta. Versionando el cuento de los hermanos Grimm à la española, este filme mudo en blanco y negro se llena de casticismo y de mantillas para presentarnos a una Blancanieves que quiere ser torera. A la malvada madrastra ya la conocíamos, pues es una soberbia Maribel Verdú.

8) Amélie (Jean-Pierre Jeunet, 2001): ¿Quién no ha visto esta película? Sin duda, este filme francés no deja indiferente a nadie, pues cuenta con incondicionales amantes y firmes detractores. Solamente por la belleza visual de su planteamiento y por el soñador romance de su acción ya merece la pena, sumando además la gestual interpretación de Audrey Tautou. Es una película bonita, delicada.


9) The Babadook (Jennifer Kent, 2014): Mi último gran descubrimiento (de la mano de Saravatial, un blog que os recomiendo) es esta cinta australiana, un thriller psicológico que nos hace adentrarnos en nuestros miedos más profundos. Una atmósfera fría a base de azules, varias referencias al cine expresionista y una gran sensibilidad son los ingredientes de este tapiz, rematado por la increíble química entre la transtornada Essie Davis y el jovencísimo Noah Wiseman.

10) Belle Époque (Fernando Trueba, 1992): Cerramos nuestro repaso con otra de las películas españolas que más reconocimientos internacionales recibió en su momento. Ambientada durante la II República, esta es probablemente la mejor "comedia de provincias" que se haya escrito, reflejando asimismo la idílica promesa de libertad que supuso este momento. Y le valió un Goya a mi Chus Lampreave, no os digo más.

¿Coincidimos en alguna película favorita? ¿Os ha llamado la atención alguna que no hayáis visto? ¿Sois tan de cine español como yo? No os vayáis sin dejar alguna recomendación en vuestros comentarios, alguna película que os guste y sea parte de vosotros. ¡Feliz semana!

O.

miércoles, 15 de junio de 2016

Look a juicio: Elle Fanning, de Dolce & Gabbana, en la première de "The Neon Demon"


Hace apenas unas horas que se ha celebrado el estreno de The Neon Demon en Los Ángeles y, como viene siendo habitual, su protagonista ha apostado por el riesgo. La cuestión es si esta vez ha salido bien parada...


Si algo ha demostrado Elle Fanning a lo largo de las últimas semanas es su capacidad para vendernos absolutamente cualquier vestido, pero hasta ahora siempre había tenido los astros alineados a su favor. Con ello me refiero a que este vestido de Dolce & Gabbana cuajado de paillettes en acabado líquido es algo muy manido, por lo que probablemente ha querido sorprender al añadir los tradicionales motivos florales de inspiración mediterránea que tan bien representan a la casa de modas italiana. La pregunta es: ¿funciona esta combinación? Hasta cierto punto podríamos decir que sí, pero (por primera vez en la promoción) el look de belleza tampoco acompaña:


No puedo apartar la mirada del moño alto tipo "pues me hago un topo para ir al gimnasio"... Por mucho que las influencers digan que esto es tendencia (top knot lo llaman), a mí me parece una horterada. Por otra parte, aunque estamos acostumbrados a que Elle luzca un maquillaje en tonos rosados, creo que los brillos del vestido acaban por eclipsar esa luminosidad natural que irradia la joven actriz. No es que sea un gran desastre, pero me cuesta encontrar algo bueno en el look...


Su compañera de reparto Bella Heathcote apostaba también por los brillos de la mano de una propuesta de Alexander McQueen Pre-Fall 2016, aunque esta dramática combinación de dorado, tul y transparencias sí encuentra su perfecta réplica en un potente labial en rojo. Dakota Fanning tampoco quiso perderse el evento, luciendo un vestido de Monique Lhuillier Resort 2016 en línea A por encima de la rodilla que la convertía en la invitada perfecta (guapa pero sin eclipsar a las protagonistas). Cerramos nuestro repaso con Christina Hendricks, quien lucía curvas de la mano de un diseño azul de Jenny Packham Spring 2015 con estampado floral y largo por encima del tobillo.

¿Qué os han parecido los estilismos de esta première? ¿Os convence en esta ocasión el look de Elle Fanning? Personalmente, hoy prefiero a Bella Heathcote y Dakota Fanning...

O.