jueves, 27 de noviembre de 2014

Look del día: Eddie Redmayne en el Torino Film Festival


Aunque esta semana tengo el blog más abandonado que de costumbre, la verdad es que estos días tampoco estamos teniendo demasiados estilismos a comentar. Pero hoy no podíamos dejar pasar este look que nos dejó el siempre impecable Eddie Redmayne hace un par de jornadas en el certamen de cine celebrado en la ciudad italiana de Turín:



 Parece que esta temporada Eddie Redmayne recogerá muchos premios por su magistral interpretación de Stephen Hawking en La teoría del todo, y nosotros encantados mientras lo haga con estilismos como este. En esta ocasión, nuestro gentleman británico favorito se decantaba por un traje perteneciente a la línea Purple Label de la casa americana Ralph Lauren. Me encanta que Eddie sea capaz de mantener su buen gusto con apuestas muy distintas, mostrando en esta ocasión cómo debe usarse el tejido en tartán sobre la alfombra roja. Como siempre, se nota que estamos ante un look muy cuidado, con un patronaje perfecto y con los habituales detalles que le gusta incluir al actor, destacando ante todo el pañuelo de bolsillo que lo identifica.



Lo cierto es que Eddie llevaba ya unos cuantos trajes en color azul marino sobre la alfombra roja, así que le agradecemos que haya vuelto a arriesgar un poco más y a demostrarnos que no sólo de trajes azules y negros vive el hombre elegante. ¿Con ganas de saber cómo será su próximo estilismo?

Nos despedimos por el momento, a la espera de looks para comentar. ¡Que tengáis un buen día!

O.

lunes, 24 de noviembre de 2014

Nuestras favoritas de los 2014 American Music Awards (Parte II)


Después de realizar un repaso general a la mayor parte de los looks que vimos anoche sobre la alfombra roja, ha llegado el momento de comentar aquellos cinco estilismos que más me gustaron. Y la verdad es que son una confirmación perfecta de lo que siempre he dicho que nos podemos esperar en una alfombra roja protagonizada por cantantes, porque tres de ellos vienen de la mano de actrices y de las dos cantantes que se han colado en nuestro top una de ellas es Taylor Swift (que todo el mundo sabe que es la excepción que confirma la regla).

Además, me encanta que los cinco estilismos sean muy distintos entre ellos, por lo que resulta complicado establecer un orden. No obstante, tengo claro quién fue mi favorita:



En una alfombra roja que estuvo dominada por los diseños en corto, nadie logró una imagen tan refrescante y sofisticada como la actriz Elizabeth Banks. Para hacerlo, la actriz contó con la inestimable ayuda de un vestido del británico Peter Pilotto, un diseñador que suele conquistarnos gracias a la vivacidad y la audacia de sus rompedores estampados. Está claro que el vestido es una garantía de éxito en sí mismo, pues la contraposición entre el encaje y los paneles troquelados en plateado crean un resultado muy interesante, resultado que la actriz ha sabido elevar todavía más gracias a sus vanguardistas sandalias de Nicholas Kirkwood (o, como a mí me gusta llamarlo, el Miguel Ángel de los pies) y su look de belleza, protagonizado por un luminoso maquillaje y una juvenil melena ladeada. Un 10.



Como os decía al inicio de la entrada, Taylor Swift es una cantante que rara vez falla sobre la alfombra roja (en la foto, negra, porque estaba en la conferencia de prensa posterior) y en esta ocasión volvió a hacer lo que mejor sabe. Siguiendo su evolución desde un estilo más juvenil (a lo princesa en el país del brilli brilli) a una imagen de mujer adulta mucho más sofisticada, Taylor se decantaba anoche por un diseño de Michael Kors que destaca por sus depuradas líneas de corte y su precioso color jade. No sé si os acordaréis pero Kate Hudson llevó un diseño similar en color negro con la parte superior de piel y, por aquel entonces, ya os dije que el bustier de corte geométrico y la falda columna creaban un estilismo elegante pero no demasiado formal, justo lo que pedía este evento. Una manicura en rojo y su habitual look de belleza redondean esta apuesta de un modo magistral.



Por su parte, Kate Beckinsale se convirtió en la elegancia personificada al posar con este diseño en blanco nuclear de Kaufmanfranco, aunque sin renunciar por ello a la habitual imagen de sensualidad que tanto le gusta proyectar a la actriz. Aparte de una pronunciada espalda al descubierto que se intuye ya en las aberturas laterales, el vestido aparece protagonizado por un vertiginoso escote en V y por una falda cuya caída enfatiza las sensuales curvas de la actriz. Por otra parte, está claro que el complemento estrella del estilismo fue el collar de Bvlgari con forma de serpiente que tanto éxito está teniendo entre las famosas (se lo hemos visto a Nieves Álvarez o Naomi Watts, entre otras), aunque su manicura y su clutch de Lee Savage también ayudan a amplificar la femenina sofisticación que desprende el estilismo. Quizás mi única pega es que me recuerda demasiado a este look de Naomi Watts, pero lo cierto es que el impecable patronaje del vestido de Kaufmanfranco y el inesperado toque de su coleta hacen que Kate supere con creces a la australiana.



Grabad bien esta imagen en vuestras retinas, pues tardaremos en volver a ver un estilismo de Fergie tan bien conseguido como este. Porque el estilo de la ex-integrante del grupo Black Eyed Pies destaca por su ausencia y anoche logró encontrar a su pareja de baile perfecta en este diseño de Halston Heritage Spring 2015. Independientemente de que sea el mejor look de la cantante hasta la fecha, lo que más me gusta es que ha logrado ofrecernos algo nuevo sin renunciar por ello a detalles tan suyos como el cinturón en dorado, la abertura de la pierna o las sandalias en cuero negro de Anthony Vaccarello. Al lado de estos elementos, vemos otros como el favorecedor escote halter, el sencillo maquillaje o su perfecta melena ladeada con suaves ondas que elevan el look de Fergie a otro nivel y hacen que se cuele entre nuestras favoritas.



Y cerramos nuestro quinteto ganador con un estilismo que, a simple vista, puede pasar más desapercibido, aunque una observación más minuciosa nos basta para comprobar que todos los detalles encajan de un modo asombroso y crean un look perfecto de pies a cabeza. Hablamos de Taylor Schilling, protagonista de la serie Orange is the new black, quien confió en un vestido de la casa francesa Vionnet. Demostrando que la herencia de Madeleine Vionnet sigue más presente que nunca, el diseño bicolor destaca por sus cortes al bies y su juego de asimetrías, creando esa silueta tan sofisticada y favorecedora que siempre ha sido la seña de identidad de esta histórica casa. Por su parte, Taylor ha acertado al ofrecernos mediante sus accesorios y su look de belleza tanto toques clásicos (destacando el rojo de sus salones de Brian Atwood, su clutch de Lee Savage, su anillo de Neil Lane y su manicura) como otros más vanguardistas (sus ondas deshechas y su ear cuff de Repossi). Para que su estilismo sea perfecto, sólo me ha faltado un labial en rojo.

Bueno, yo tengo claro que mi favorita es Elizabeth, aunque las otras cuatro integrantes de este top también nos han dejado looks increíbles. Y tú, ¿con quién te quedas?

O.

La alfombra roja de los 2014 American Music Awards (Parte I)


Anoche se celebraron los American Music Awards, una entrega de premios que logra reunir a la mayor parte de artistas internacionales del panorama musical actual, así como a algunos actores de televisión y cine que acuden en calidad de presentadores.

Como cada año, esta alfombra roja nos dejó estilismos para todos los gustos y, aunque nosotros nos hemos reservado nuestros 5 favoritos para la próxima entrada, empezamos fuerte gracias a looks como estos:



Siendo yo un firme defensor del color amarillo, no os sorprenderá que el vestido de Zac Posen que llevaba anoche Rita Ora haya sido uno de los primeros en llamarme la atención. Sin embargo, hay varios elementos por los que este vestido se ha quedado fuera de los mejores de la noche: el más evidente de ellos es el moño alto, totalmente fuera de lugar, aunque tampoco ayuda el hecho de que este diseño sea simplemente demasiado para una alfombra roja con un dress code marcado por el corto. Mucho más sobria vimos a la cantante británica Jessie J, quien también se ha quedado a las puertas de las mejores de la noche, pues pocas veces la hemos visto tan favorecida con un estilismo tan minimalista. El traje está perfectamente ajustado y los complementos en negro funcionan de maravilla, aunque quizás no me termine de convencer porque echo en falta algo de color y luminosidad en su maquillaje.



Las hermanas del clan Kardashian son como los Vulturi (los malos de Crepúsculo, que siempre acuden en grupo a todas partes), aunque en esta ocasión no vimos posar a Kim Kardashian. De todas ellas, me quedo con Kendall Jenner porque, quieras que no, el cuerpo de modelo se nota y pese a que su diseño de Yigal Azrouël sobrepase los límites de la fealdad y la vulgaridad, no hay nada como su percha para ayudar a vendérnoslo. Lo contrario nos ocurre con su hermana Kylie, pues su diseño de Alta Costura de Alexandre Vauthier parece habérsela engullido y tengo la sensación de que es como una niña intentando vestirse de mayor. Por su parte, Khloe Kardashian recurría a un diseño de Versus Versace que resume a la perfección su falta de estilo.



Sin duda alguna, los LBD fueron una de las apuestas más repetidas de la noche, aunque los vimos en estilos muy distintos. De todos ellos, yo me quedo con el de Alexander Wang que llevaba Nicki Minaj (que sigue igual de choni como siempre pero en morena), básicamente porque es un alivio ver que la cantante no llevaba una piel de leopardo encima o algo por el estilo. Fracaso absoluto el de Dianna Agron, quien nos tiene acostumbrados a vestidos bastante mejores que este horrible Marchesa arrugado cuyo escote asimétrico le hace un flaco favor. Simplemente correcta vimos a Lucy Hale, protagonista de Pretty Little Liars, con un diseño de la colección Spring 2015 de Vera Wang (lo sé, muy primaveral no es el vestido, pero para esta diseñadora siempre es invierno).



Heidi Klum siendo Heidi Klum, es decir, vestida con un conjunto de Versace que le permite enseñar cacho e ir inapropiadamente vestida para su edad (que tiene 41 años y esto ya sí que no...). Algo más acertada estuvo Jennifer Lopez (que tiene 45, así como dato) con su "vestido" de Reem Acra, porque diva se nace y ella lo es. Quien nos sorprendió bastante más (y no sé todavía si para bien o para mal) fue la cantante Selena Gomez, cuya imagen de mujer madura vestida de Armani sigue sin convencerme. Porque este diseño es demasiado elegante para una alfombra de este tipo y, teniendo en cuenta que pertenece a una gran firma italiana como Armani, debo reconocer que este diseño me ha hecho pensar inmediatamente en una gran dama como Sophia Loren. Y no nos engañemos, a Selena le queda mucho camino por delante (si es que ya ha recorrido algo) para llegarle a los pies a esta gran artista.



Y cerramos esta primera entrada con lo peor de la velada... porque si hay algo que le guste a una cantante hortera son las lentejuelas y el brilli brilli. Digamos que Jordin Sparks todavía defiende relativamente bien su diseño de Halston Heritage, sobre todo si la comparamos con Olivia Munn (la vergüenza de las actrices, básicamente porque iba incluso peor que las cantantes) quien se decantó por un excesivo diseño de Lanvin con unos complementos demasiado pesados y que, por si esto fuera poco, parece que se maquilló a oscuras antes de salir de casa. Eso sí, quien me ha dejado sin palabras ha sido Zendaya, pues la cantante se ha tomado demasiado al pie de la letra la inspiración de los 70's. Comprendo que es un look inspirado en Diana Ross y lo cierto es que lo defiende y yo la contrataria para hacer un biopic de la cantante, pero no entiendo a qué venía esto ayer (bueno, ni en ninguna alfombra roja lo hubiera entendido, si os soy sincero).

Bueno, en nada volvemos con nuestras 5 favoritas. ¿Qué te han parecido estos looks?

O.

sábado, 22 de noviembre de 2014

Look del día: Reese Witherspoon, más coqueta que ninguna


Después de una jornada de descanso, empezamos el sábado con un estilismo de una actriz a la que últimamente vemos hasta en la sopa. Me refiero a Reese Witherspoon, la Barbie de Hollywood, quien sigue con su particular serie de coquetos estilismos:



Porque Reese y su estilista Leslie Fremar tienen claro que la imagen de niña buena que no ha roto nunca un plato es la que mejor le funciona a la actriz, y parece que se han acomodado en ese terreno. Sin embargo, hace un par de días le pedíamos a Reese un cambio y creo que en parte este look nos ofrece algo distinto, pues la intérprete se ha desmarcado de las firmas que luce habitualmente para decantarse en esta ocasión por un interesante minivestido de Self Portrait. Lo cierto es que el color azul le sienta de maravilla y la original combinación entre bandas semitransparentes y paneles con motivos florales en encaje es algo que, sin romper con su estilo habitual, nos muestra una faceta distinta de Reese. Además, el toque sofisticado lo aporta el cuello de inspiración camisera, que ha servido también para escoger unos salones en blanco nuclear de Christian Louboutin como único complemento. Un maquillaje lleno de luz y su habitual melena suelta cierran este look con muy buena nota.

No sé qué os habrá parecido a vosotros, pero creo que este estilismo resulta algo más elaborado de los que nos venía ofreciendo a lo largo de las pasadas semanas. Eso sí, yo sigo echando en falta algo más, quizás un toque más dramático o unos complementos más arriesgados, que me encantaría ver en sus próximos estilismos.

¡Que tengáis un buen fin de semana!

O.

jueves, 20 de noviembre de 2014

Duelo de estilos: Reese Witherspoon y Keira Knightley apuestan por el blanco


Después de empezar la mañana pisando fuerte con el look que nos dejó anoche Nieves Álvarez, toca centrarnos ahora en el panorama internacional para comentar dos estilismos protagonizados por el color blanco.

Si os digo la verdad, el blanco es un color que me gusta más en los complementos que en los vestidos, pese a que reconozco que hay famosas que nos han dejado looks magníficos protagonizados por este color (probablemente Julianne Moore sea toda una maestra en ello). Y ayer hubo dos actrices, de las que más suenan de cara a la próxima temporada de premios, que nos regalaron estilismos bastante buenos gracias a este color. Veamos ambos looks y me decís cuál os gusta más:



Nuestra primera reina blanca es Reese Witherspoon (también conocida como la Barbie de Hollywood), quien presentaba anoche su película Wild en Beverly Hills. Si algo tengo claro es que ella y su estilista Leslie Fremar están apostando por la sobriedad y los cortes clásicos en lo que llevamos de temporada y, aunque es cierto que no nos ha dejado ni un solo estilismo malo, echo en falta algo más de espectacularidad en sus apariciones públicas. En esta ocasión, Reese se decantaba por un diseño en blanco nuclear de Zac Posen Spring 2015 que, como es costumbre, resalta su figura y nos gusta gracias al detalle en cascada que cae desde el escote en palabra de honor. Unos salones en nude, unos pendientes de zafiros y un clásico look de belleza cierran un estilismo impecable y aburrido a partes iguales.



También está promocionando su última película Keira Knightley, firme candidata como intérprete femenina de reparto por su trabajo en The Imitation Game. Ayer la veíamos en un pase especial de su película celebrado en Nueva York, eligiendo para la ocasión un original vestido de la diseñadora Holly Fulton. Al contrario de lo que nos ocurría con Reese, creo que el look de Keira resulta muy refrescante, pues nos gusta que se haya alejado momentáneamente de los Chaneles y Valentinos para apostar por un vestido en silueta trapecio que cae de un modo muy natural y elegante sobre su cuerpo. Además, los apliques florales de la banda central del vestido casan a la perfección con la inspiración vanguardista del corte y Keira ha vuelto a hacer lo que mejor sabe:



Porque ella sabe que menos es más y le agradecemos que, de nuevo, lo mejor de su estilismo sea el look de belleza. Su maquillaje en tonos pálidos desprende mucha luz y su melena natural aporta ese acabado de despreocupación que siempre le ha funcionado tan bien a la británica. Por cierto, sabiendo que la silueta trapecio muchas veces es sinónimo de ocultar los primeros meses de un embarazo... ¿significará este vestido que Keira y su marido James Righton se han decidido a ser papás?

Bueno, yo no sé vosotr@s, pero para mí (y por mucho que adoro a Reese) la clara ganadora de este duelo fashionista es Keira Knightley.

O.

Nieves Álvarez vuelve a deslumbrar en los Marie Claire Prix de la Moda


Hoy tenemos algunos estilismos a comentar que han protagonizado en las últimas horas famosas de la talla de Keira Knightley o Reese Witherspoon, pero no podíamos empezar de otro modo, porque anoche la modelo y presentadora Nieves Álvarez volvió a hacer lo que mejor sabe.

Está claro que es complicado fallar con la percha que tiene, y si a ello le sumamos los sabios consejos de su inestimable estilista Víctor Blanco, no nos sorprende ver looks tan maravillosos como este:



Y, por si nos faltaba algún ingrediente para completar un estilismo perfecto, nada mejor que uno de los siempre impecables diseños del couturier libanés Elie Saab. Sin duda, el cuerpo del vestido es impresionante porque las paillettes y las cuentas cristalinas con las que aparece cuajado transmiten una sensación de peso que, junto con detalles tan elegantes como la silueta fluida o la manga larga, terminan por crear un diseño que transmite lujo y elegancia a más no poder. Además, la silueta es tremendamente favorecedora para el cuerpo escultural de Nieves (aunque sería difícil encontrar algo que no le sentara bien a esta mujer) y el profundo color del vestido aporta un toque de misterio pues, debido al acabado brillante de las aplicaciones, parece que tiene distintas tonalidades de verde y azul oscuros dependiendo de la luz con que se mire.



Sin embargo, la mejor sorpresa del vestido nos aguardaba en la espalda, pues me he quedado sin respiración al ver el escotazo que la top model lucía y que no podemos apreciar en la parte delantera del vestido. Los escotes en la espalda suelen ser un elemento arriesgado, más todavía si son tan pronunciados, pero ya sabéis que Nieves es como el Rey Midas de la moda, porque convierte en elegante todo lo que toca. También le tenemos que reconocer el mérito a su estilista Víctor Blanco, quien volvía a dar una lección de estilo en la elección de los complementos, unos anillos de Rabat y un clutch y zapatos en dorado de Louboutin con pinchos, aportando así el contrapunto ideal para crear un magnífico estilismo. Cierra el look con una manicura en borgoña y un maquillaje lleno de luz, protagonizado por una sombra de ojos a tono con su vestido.

Bueno, ¿os ha gustado Nieves Álvarez tanto como a mí? Este año tenemos muchos estilismos suyos donde escoger, pero creo que este es probablemente el que más me ha enamorado de todo ellos. ¡Volvemos en nada con más moda!

O.

martes, 18 de noviembre de 2014

Nos vamos de première a Los Angeles con las protagonistas de "Los juegos del hambre"


Si bien es cierto que el estreno londinense nos dejó un momentazo sobre la alfombra roja gracias al maravilloso Elie Saab de Elizabeth Banks, lo cierto es que en Los Angeles las actrices han logrado mantener un buen nivel y las que más nos decepcionaron (Julianne Moore y Natalie Dormer) han firmado en esta ocasión dos estilismos más que interesantes.

En esta ocasión, empezamos por la protagonista del filme:



Está claro que Jennifer Lawrence vestirá de Dior en todas las premières de esta promoción (aunque yo siempre tengo una pequeña esperanza de que nos sorprenda), pero lo cierto es que sus dos primeros looks no han resultado nada aburridos y nos han mostrado por fin el lado más natural y juvenil de Jennifer sobre la alfombra roja. En este caso, la actriz apostó por un vestido que veíamos en largo en la colección Haute Couture Fall 2014, pero la verdad es que para un evento de estas características el largo por la rodilla funciona de maravilla. Sin duda, lo que más me gusta es el trabajo del tejido de jacquard en un bonito color rosa pálido, que aparece repleto de bordados de plata que en persona debían de ser una preciosidad. Geniales también sus complementos en dorado y su recogido con mechones sueltos que enmarcan la cara.



Por mucho que Julianne Moore esté teniendo un idilio últimamente con los diseños minimalistas de Alexander Wang para Balenciaga, yo le agradezco enormemente que los ignorara en esta ocasión para decantarse por un vestido en negro a base de flecos y paillettes de Tom Ford, un diseño protagonizado por ese chic y esos aires vintage que tan bien le sientan a Julianne. También se recupera de su patinazo Natalie Dormer, ya que anoche acertó de lleno con su vestido de la colección Resort 2015 de Rochas. Además del bonito tejido en jacquard con relieve, me encanta la combinación entre el vanguardismo del corte geométrico de la parte superior y el clasicismo que vemos en la caída de la falda. Espléndido también su look de belleza, pues la actriz está deslumbrante con su labial en rojo y su melena a lo Veronica Lake.



Después de su lección de estilo en el estreno de Londres, creo que Elizabeth Banks ha bajado bastante su listón, siendo la que menos me ha convencido en esta ocasión. En un primer momento, reconozco que me ha sorprendido al escoger un diseño de Leonard, una firma que no vemos demasiado, cuyo estampado floral tipo Paisley aportaba una inspiración tradicional a un vestido que destaca precisamente por sus arriesgados cortes y su caída asimétrica. Sin embargo, no puedo evitar que los ojos se me vayan a unos horrorosos salones con pulsera en dorado de Roger Vivier que se cargan totalmente el look. Mucho más nos ha gustado Jenna Malone, quien ha logrado hacer suyo un vestido de la colección Primavera 2015 de Emanuel Ungaro que funciona gracias a su elegante silueta a base de plisados y su potente color rojo. Como bien sabe la actriz, unos complementos en dorado y una melena ladeada con ondas eran el acabado más chic posible para este look.

Bueno, ¿qué os ha parecido la première en esta ocasión? Yo sigo asombrado por la buena trayectoria de Jennifer, aunque reconozco que Natalie Dormer ha sido mi favorita en esta ocasión.

O.