lunes, 25 de mayo de 2015

Festival de Cannes 2015: Au revoir!!


Todas las cosas buenas llegan a su fin (y las malas también, aunque con esto me refiero a otros asuntos de nuestro querido país y en especial de "la terreta"... cada cual que entienda lo que quiera), así que hoy nos toca despedir el Festival de Cannes 2015.

Como cada año, la Croisette se ha convertido en la pasarela promocional de las personalidades del cine y las firmas de moda que protagonizan el panorama actual, cosa que volvió a verse anoche en la proyección especial de La Glace et le Ciel y la posterior entrega de premios. Y nosotros despedimos Cannes tal y como lo empezamos, maravillados con nuestras tres miembros del jurado favoritas:


Como si fueran las tres Gracias, divinas pero cada una en su estilo, estas tres grandes actrices volvían a brillar anoche sobre la alfombra roja. En primer lugar encontramos a Sophie Marceau, devota de los vestidos en silueta columna, quien se decantaba en esta ocasión por una sobria propuesta en color nude perteneciente a la línea de Alta Costura de Armani Privé. Diametralmente opuesto era el estilismo de Rossy de Palma, pues la diva del cine español volvía a aportar ese toque tan nuestro gracias a un diseño de Nicolás Vaudelet cuyo bajo recuerda a los preciosos mantones de Manila que se confeccionan en nuestra tierra. Finalmente, la británica Sienna Miller apostaba de nuevo por la casa italiana Gucci, regalándonos el que para mí es su mejor look a lo largo de este certamen. El contraste entre los bordados de la falda y el acabado en lúrex del bustier es genial, y el conjunto funciona todavía mejor gracias a la modernidad de su peinado. Eso sí, ¡¡yo me quedo con Rossy!!


Estupenda también la modelo Izabel Goulart, quien se ha convertido para mucho en la favorita de la ceremonia de clausura gracias al delicioso color amarillo pastel del que hace gala su vestido de Georges Hobeika. No es que estemos ante un estilismo que aporte algo novedoso, pero me encanta el modo en que la acertada elección de esta tonalidad dulcifica recursos tan dramáticos de por sí como la pronunciada abertura lateral o los volúmenes en cascada en la zona del busto y las caderas. Quizás sus sandalias en negro y sus vistosos pendientes no terminen de acompañar la imagen que nos transmite el vestido, pero tampoco creo que sean un gran error.

Otro de los grandes momentos de la noche nos lo trajo la asiática Shu Qi, luciendo el último diseño de Elie Saab Alta Costura que se ha visto en esta edición de 2015 (y para mí el mejor, junto con el que escogió Nieves Álvarez). No sé si este vestido os sonará de algo, pero figuraba entre mis apuestas para los Oscars de Lupita Nyong'o, porque cuando lo vi sobre la pasarela me pareció una de las propuestas más bonitas de la colección Haute Couture Spring 2015. Dicho esto, no os sorprenderá que agradezca enormemente a la intérprete taiwanesa la oportunidad de ver esta magnífica pieza fuera de la pasarela, regalándonos un resultado tan majestuoso como era de esperar (aunque el clutch en rojo no acompañe mucho...).


Bastante menos nos convence la elección de Georgina Chapman, pues volvemos a encontrarnos frente a uno de esos diseños de Marchesa que se posicionan en la frontera que separa al preciosismo del mal gusto. En principio, podría tolerar detalles como la silueta cortada a base de sobrecapas, pero este recurso termina convirtiéndose en algo difícil de digerir cuando se añaden elementos como los bordados florales, la caída a base de flecos o el escote en V festoneado. Para mí, esto es un NO en toda regla.

Eso sí, la peor vestida de la noche por méritos propios es Laetitia Casta, pues la modelo francesa se decantó por un complicado diseño de Givenchy Couture Fall 2012 (sí, rescató un vestido de cuando Riccardo Tisci diseñaba todavía Alta Costura... aunque ya veis que esto no siempre es garantía de éxito). Reconozco que la parte superior configurada a partir de un escote halter y una caída a base de tiras de cuero podría llegar a gustarme, pero el intrincado cuerpo del vestido y el bajo de la falda, con borlas enganchadas a la vista como si fueran una cortina, terminan por hundir este look en la peor de las miserias. Por otra parte, creo que una propuesta con tanta personalidad (nos guste más o menos) requería un peinado y un maquillaje mucho más atrevidos, algo que Laetitia ha ignorado en favor de un look de belleza mucho más sobrio que desdice totalmente respecto a la intención original del vestido.

Ahora sí, despedimos el Festival de Cannes hasta el año que viene. ¿Qué os ha parecido esta edición? ¿Qué famosas han sabido desenvolverse mejor sobre la alfombra roja? Y, sobre todo, me gustaría saber cuál ha sido para vosotr@s ese "momento Cannes" que no olvidaréis.

O.

sábado, 23 de mayo de 2015

Festival de Cannes 2015: La realeza de la Croisette en la alfombra roja de "Macbeth"


Como os decíamos ayer, esta es la última jornada antes de conocer los ganadores del Festival de Cannes y, junto con el documental La Glace et le Ciel, la cinta encargada de clausurar el certamen en este 2015 es nada más y nada menos que la nueva y controvertida adaptación del clásico Macbeth.

Y qué mejor protagonista para esta reinterpretación de la obra de Shakespeare que nuestra francesa favorita... una actriz que se ha presentado así sobre la alfombra roja:


Hace apenas unos minutos que he visto por primera vez el look de Marion Cotillard, por lo que creo que todavía no he acabado de asimilar lo que este estilismo significa. En principio, sobre la alfombra roja de Cannes esperamos exuberantes diseños en largo que aporten este toque de majestuosidad que este certamen de cine requiere... no un minivestido de la firma Christian Dior. Dicho esto, creo que me he enamorado de este look. Muchos lo encontrarán decepcionante o fuera de lugar, pero creo que este minivestido joya diseñado por el belga Raf Simons nada tiene que envidiar al más espectacular de los vestidos en largo. En última instancia, el cuerpo enjoyado a base de miles de aplicaciones cristalinas termina por atraparnos de un modo innegable... Puede que no sea una apuesta convencional para este tipo de evento, pero Marion siempre se ha caracterizado por su actitud rupturista y, aunque momentos como este nos descoloquen, creo que por eso la adoro tanto.


¡¡Por fin!! Hemos tenido que esperar hasta la última proyección de Cannes para encontrarnos con un estilismo de Sienna Miller que no nos produzca horror/aburrimiento, pero parece que finalmente no se irá sin dejarnos algún momento memorable como miembro del jurado en esta edición. Puede que este Gucci sea una pieza alejada de vuestro gusto, pero resume a la perfección el estilo entre bohemio y romántico que suele caracterizar a Sienna y le agradecemos que arriesgue después de tantos chascos a lo largo del festival. Eso sí, el clutch en color azul aguamarina me parece un completo error, del mismo modo en que sus pendientes de inspiración oriental no terminan de encajar. Para mí, un labial y unos complementos en rojo hubiesen elevado este look a otro nivel.


Quien no nos ha dejado indiferente en ninguna de sus apariciones ha sido la magnética Rossy de Palma, pues allá donde ella va parece que la teatralidad la acompaña. En esta ocasión, la chica Almodóvar se ha enfundado en un diseño de la firma Azzedine Alaïa, uno de esos vestidos en negro que pueden ser muchas cosas salvo aburridos. Personalmente, reconozco que este look no es santo de mi devoción (¡con lo fan de ella que soy yo!), aunque creo que el detalle del collar en esmeraldas de Van Cleef & Arpels en relación con el cuello cerrado a modo de discreta lechuguilla es un momento impagable. Nos guste más o menos, está claro que el paso de Rossy por Cannes ha sido de las mejores cosas durante esta edición.


Otro de los momentos más reseñables del estreno ha venido de la mano de Elizabeth Debicki, quien parecía poco dispuesta a verse eclipsada por Marion en el estreno de su última película. Convirtiéndose en la feminidad y el romanticismo personificado, la intérprete ha brillado con luz propia gracias a este diseño de Giambattista Valli, perteneciente a la colección Alta Costura Spring 2015. Este vestido ya captó mi atención cuando fue presentado sobre la pasarela, pero reconozco que no figuró entre mis apuestas para la temporada de premios porque no encontré ni la actriz ni el momento oportuno para lucirlo... Pues bien, parece que Elizabeth era su pareja perfecta y el escenario debía ser Cannes, pues estamos ante un look perfecto de pies a cabeza. Precioso el escote en forma de lágrima en contraste a las vistosas mangas abullonadas, así como también me encanta la sobriedad y la luminosidad que desprende su look de belleza.


Por último, veamos el look que Marion lucía en el photocall:

Siendo infiel a Christian Dior, cosa que ya ha sucedido varias veces a lo largo de este festival, la francesa se decantaba por uno de los siempre complicados diseños de Ulyana Sergeenko. Parece evidente que este mono de la colección Demi Couture no es una pieza nada sencilla de llevar, aunque tampoco podemos afirmar que ninguna de las piezas que hemos visto de la couturier rusa lo sea... Y esto ya es un punto a su favor. Por otra parte, pese a que vemos algunas arrugas y brillos del tejido poco deseables, creo que Marion ha conseguido un resultado muy fresco, algo que hemos echado en falta en una edición donde el photocall diurno se ha teñido (casi) totalmente de color negro. Los detalles fashionista de las uñas en amarillo pastel y las sandalias metalizadas de Dior no encajan para nada, pero creo que este efecto "descombinado" era lo que la actriz francesa pretendía.

Ahora viene la pregunta del millón: está claro que Marion Cotillard ha logrado llamar la atención vistiendo de corto... ¿pero lo ha hecho para bien o para mal? Puede que mi opinión cambie dentro de unas horas, pero de momento (creo que) me encanta. ¡Espero vuestra opinión!

O.

viernes, 22 de mayo de 2015

Festival de Cannes 2015: La elegancia clásica de Marion Cotillard


Hoy el Festival de Cannes se presenta bastante tranquilo. De hecho, pensaba que esta noche no tendríamos ningún estilismo para comentar y que nos íbamos a poder tomar una merecida jornada de descanso... Pero, por suerte, no ha sido así.

Y digo "por suerte" porque, tras dos desafortunados looks en la Croisette (firmados por Balmain y Jean Paul Gaultier), nuestra diva francesa ha vuelto a la alfombra roja por todo lo alto:


Marion Cotillard vestida de Dior o por qué el minimalismo vanguardista de Raf Simons es siempre un valor seguro. Y la verdad es que ha sido una sorpresa muy grata, pues no esperábamos ver a la intérprete francesa hasta la proyección especial de Macbeth que tendrá lugar mañana, y desde luego ya veníamos echando en falta un estilismo auténticamente elegante de la que, año tras año, siempre ha sido una de las reinas de Cannes. Decantándose por el clásico bicolor en negro y un pálido azul pastel, el belga Raf Simons ha confeccionado un impecable vestido cuyo escote caído à la Bardot ejemplifica a la perfección ese je ne sais quoi tan francés que nos gusta ver en esta alfombra roja. Eso sí, el look gana mucho más de cerca, al poder contemplarse sus detalles:


Marion Cotillard es de esas bellezas atemporales que recuerdan a las grandes damas del séptimo arte, más todavía con este tipo de escote tan depurado y ese maquillaje tan natural a la par que favorecedor. Por otra parte, me ha gustado mucho la redecilla con detalles enjoyados que protagoniza su recogido, del mismo modo en que el espectacular juego de pulsera y anillo de Chopard con gemas semipreciosas se convertía en su mejor complemento. Très chic.


Y, pese a que Marion se ha convertido en la innegable protagonista de la velada, otras dos modelos han destacado también en la première de Le Petit Prince:


Siempre bajo la particular noción de elegancia que tienen las modelos, creo que Jordan Dunn ha lucido uno de los mejores diseños de Ralph & Russo que hemos visto en lo que llevamos de certamen (que ya es decir mucho...). El vestido, perteneciente a la colección Alta Costura Spring 2014, destaca por el impresionante dramatismo de las aplicaciones florales que protagonizan el cuerpo semitransparente del diseño. En otras circunstancias, yo sería el primero en criticar la falta de elegancia de un "trozo de tela" que nos deja ver el corpiño inferior (como una faja pero en elegante, para que nos entendamos), pero creo que estamos ante una de esas creaciones imposibles que ha encontrado a su pareja perfecta en esta modelo británica. Espectaculares también sus vistosas joyas de Chopard.

Menos efectista ha sido el estilismo de Toni Garrn, aunque no por ello la sofisticación ha estado ausente en el look de la modelo. Lejos del colorista Elie Saab que lució anoche, la modelo alemana se decantaba por una creación de Kaufmanfranco radicalmente distinta a la anterior. Apostando en esta ocasión por la simplicidad más elegante posible, nos encontramos ante un diseño cuyas paillettes en tono neutro y acabado brillante reclaman todo el protagonismo para sí. Eso sí, la modelo no renuncia a ese toque sensual que la caracteriza, materializado en este caso mediante el efecto cut-out cruzado en la zona del abdomen.

A falta de otros dos estrenos que se celebran esta noche, de los cuales no esperamos ningún estilismo reseñable (aunque, si los hay, mañana los comentaremos), parece evidente que Marion Cotillard se ha convertido en la reina de la jornada. ¿Os ha gustado este look tanto como a mí o preferís a alguna de las modelos?

O.

jueves, 21 de mayo de 2015

Festival de Cannes 2015: La alfombra gris de la Gala amfAR


Como en cada edición, uno de los momentos más esperados de este Festival de Cannes es la Gala amfAR 2015, un evento benéfico en el que suelen darse cita las famosas más internacionales. Personalmente, esperaba que esta alfombra roja gris ayudase a aumentar el nivel del certamen de este año, pero lo cierto es que hemos tenido más decepciones que aciertos...

Y, siendo este tipo de galas el "medio natural" de las modelos, no es de extrañar que tres de ellas conformen nuestro top 3:


Desde que la he visto llegar a la gala, sabía que ella se convertiría en mi favorita: porque Doutzen Kroes ha llegado a lo grande, enfundada en un diseño de la primera colección de John Galliano para Maison Margiela. Porque la colección en sí era un desastre, pero este vestido ya lo lució Sophie Hunter en los BAFTA (en negro) y nos encantó, aunque nos quedamos con ganas de ver la versión en rojo de la pasarela. Pues bien, Doutzen ha rescatado este diseño del couturier gibraltareño para recordarnos la impecable sobriedad del corte minimalista de su cuello, así como la depurada silueta de su caída. Porque a veces, entre tanto vestido exagerado, un color potente y un look de belleza bastante natural pueden ser los mejores aliados para brillar.


Cerca se ha quedado Chanel Iman de convertirse en mi favorita, y es que su vestidazo de Zuhair Murad Alta Costura ha sido el ball gown que más ha destacado en una alfombra gris repleta de ellos. En última instancia, el escote demasiado abierto y el efecto algo extraño que crea el extremo de las mangas en tul han impedido que ella sea la mejor de la noche, aunque entenderé que os decantéis en su favor porque Chanel está espectacular. Solo puedo decir que las caídas en forma de capa me pueden...

Y creedme si os digo que ni yo mismo esperaba esto... pero la modelo Irina Shayk se ha colado de un modo sorprendente en mi top 3 de la velada. Ver a la rusa vestida de Versace suele traducirse en vulgaridad y mal gusto y, pese a que este look no se libra de su empeño por enseñar carnes, creo que Irina ha logrado uno de los mejores estilismos que recuerdo en ella hasta la fecha. Destacando por su exuberancia, la top se ha enfundado en este diseño de Donatella que solamente ella podía defender, con elementos como su bonito color verde o el juego de transparencias en la zona de las piernas que llegan a gustarnos. No es para nada mi estilo y preferiría algo más recatado, pero ella está despampanante.


Hemos llegado a un punto en el que ya estamos bastante hartos de los diseños de Elie Saab en Cannes... por lo que este look de la también modelo Toni Garrn nos sabe a gloria. Demostrando que no solamente de paillettes y vestidos de princesa vive el taller del libanés, la alemana se enfundaba en este diseño de la colección prêt-à-porter Spring 2015 que sorprende por el estampado floral con efecto desdibujado, que ella ha sabido lucir con bastante movimiento y gracia. Por otra parte, renunciar a añadir complementos vistosos o un maquillaje dramático se ha convertido en su mejor arma, pues el vestido supone todo un golpe de efecto en sí mismo.

Otra de las habituales en este tipo de galas es Dita von Teese, quien no figura en una posición más elevada a causa de su nefasta elección de calzado. Porque hace falta tener mucha personalidad para atreverse con este diseño de Ulyana Sergeenko sin morir en el intento, más todavía para una actriz que suele decantarse por el dramatismo de propuestas en color negro. Sin perder nunca la inagotable inspiración de su Rusia natal, Sergeenko ha sabido crear toda una obra de arte mediante la combinación de la silueta estructurada con unos sinuosos y coloristas bordados. Pero, por mucho que me guste su gargantilla de Chopard, la mirada se me va automáticamente a esos incomprensibles peep-toes en negro...


Como decía antes, la Gala amfAR es un territorio perteneciente a las modelos, algo que han vuelto a demostrar esta noche. Guapísima Izabel Goulart con esta propuesta en blanco y negro, un vestido tremendamente ajustado que le sentaba como un guante. No se ha quedado atrás Karlie Kloss, quien prefería un diseño en acabado glitter del americano Tom Ford, cuyo detalle más original era el largo por el tobillo. No ha defraudado tampoco la modelo checa Petra Nemcova, quien se ha decantado por el siempre eficaz corte Diana con manga asimétrica... una pena que los complementos no acompañen más a su vestido de Versace.


No han faltado los diseños en negro, encabezados por un espectacular vestido de Saint Laurent que coloca también a Lily Donaldson entre nuestras favoritas. ¿Nuestra única pega? La versión del profundo escote en V en las fotos frontales no es demasiado favorecedora... Menos nos ha convencido Natasha Poly, pues su pose afectada y el exceso de lentejuelas en este Dsquared2 nos resulta sencillamente demasiado. No nos termina de convencer tampoco la elección de Joan Smalls, pues el acierto de los hombros caídos de inspiración boho no se corresponde con la caída demasiado anodina de la falda.


Y preparaos para el escarnio, porque llega la gran lista de peor vestidas de la noche...:


Mi gran decepción de la noche ha llegado de la mano de Marion Cotillard, quien sigue sin convencernos en esta segunda infidelidad hacia Christian Dior. Después de un Balmain estructurado que no convenció, este vestido columna de Jean Paul Gaultier en satén de seda solamente nos gusta por su original color verde... Y ya está, porque las arrugas, los complementos y la pose son un desastre. No queda en mejor lugar la alemana Diane Kruger, luciendo un minivestido de Chanel que parece sacado de la peor de mis pesadillas (y no creo que sea necesario decir mucho más...). Excesivo nos parece también el escote que protagoniza el Tom Ford de Gigi Hadid, que termina por resultar tremendamente horroroso al añadir una abertura en la pierna que no deja mucho a la imaginación.


La modelo checa Karolina Kurkova y el couturier Alexis Mabille prometían ser la pareja perfecta... Pero de nuevo se interpone un tejido en satén de seda que termina por crear unas arrugas bastante extrañas en la zona del busto. Nos gusta la caída en ball gown y el efecto de la abotonadura central, pero nada más. Por su parte, Kendall Jenner también se decantaba por una falda con caída espectacular, pero no sé si el efecto crop top abdominal se ve compensado por el precioso color berenjena de la propuesta firmada por Calvin Klein.


La trepa bloguera Chiara Ferragni ha vuelto a colarse en un evento de la jet set... y ha vuelto a dar el cante, en el peor sentido de la palabra. Los diseños de Blumarine no son referente de buen gusto y ella tampoco, así que este desastroso resultado entre cortina y camisón era esperable. Sin palabras nos ha dejado también Alicia Vikander, ejerciendo su papel como imagen de Louis Vuitton y demostrando de nuevo que las propuestas de Nicolas Ghesquière no funcionan. Más elegante posaba la actriz Eva Longoria, aunque su diseño de Georges Hobeika termina por resultar una apuesta demasiado olvidable (lazada en la cintura, bustier de encaje... ¿hace falta decir más?).


Lo de Barbara Palvin me parece una pena, pero es que los zapatos en negro y las arrugas en la zona de los muslos terminan por hundir este look. Podríamos haberle perdonado la recalcitrante combinación de transparencias y encaje floral en la zona del busto, pero es que ya son demasiado desastres juntos... Algo similar nos pasa con Jordan Dunn y su Vera Wang, pues tengo la sensación de que este vestido resulta un compendio de todo lo que me saca de quicio, empezando por la abertura abdominal y acabando por el bajo en tul de la falda. Cierra nuestro repaso Sienna Miller, enfundada en un vestido de Ralph Lauren que supone otra de sus apuestas sencillamente correctas. No obstante, las arrugas vuelven a convertirse en el talón de Aquiles del estilismo.

Hasta aquí nuestro repaso de la Gala amfAR Cannes 2015. ¿Os ha gustado Doutzen Kroes tanto como a mí? ¿Quién es vuestra favorita del evento?

O.

miércoles, 20 de mayo de 2015

Festival de Cannes 2015: Actrices, modelos y otras damas


Una jornada más nos ponemos al pie del cañón para comentar los estilismos que nos han llegado desde la Croisette, lugar donde se acaba de celebrar el estreno de Youth.

Como viene siendo habitual, las dos famosas que más han brillado no eran aquellas que estaban destinadas a convertirse en la protagonistas de la velada... Veamos qué os parecen:


Nieves Álvarez de Stéphane Rolland. Justo cuando pensaba que el estilismo que nos dejó anoche era insuperable, llega ella para demostrarnos (de nuevo) que la teatralidad y la elegancia son muy buenas compañeras en Cannes si saben llevarse. Como musa del couturier francés que ya la colocó como mejor vestida en los Goya de este año, Nieves ha demostrado de nuevo su habilidad para lucir los diseños más complicados de cualquier firma de moda. Lejos del corte vanguardista con estratégicas transparencias en la zona del busto (con uno de esos escote que solamente son sofisticados si los lleva ella), la falda del vestido sorprende gracias a un bajo con increíbles volantes de inspiración floral en cascada. A medio camino entre la sobriedad de una escultura clásica y la expresividad del arte moderno, esta pieza cumple a la perfección con aquello que se espera en un diseño de Alta Costura. Para conseguir nuestro aplauso, solamente necesita un look de belleza muy natural y un espectacular collar de brillantes en forma de serpiente firmado por Bvlgari.


No tengo ni idea de qué hace la actriz Nikki Reed en Cannes, pero está claro que con este vestido de Azzaro ha llegado pisando con mucha fuerza. Perteneciente a la colección Alta Costura Spring 2015 de la firma, este vestido supone el debut de la intérprete como mujer casada sobre la alfombra roja (de hecho, su marido Ian Somerhalder la acompañaba) y quizás por ello nos regale una versión algo más madura de su estilo habitual. Sin caer en el exceso de dudoso gusto, algo que se ha convertido en la norma general de esta jornada, nos encanta la caída en forma de capa a base de gasa, un recurso que resulta todavía más dramático gracias al precioso color azul noche que protagoniza este diseño. Es una pena que su melena ladeada tape el detalle en forma coral naranja, pero creo que se lo podemos perdonar. ¿Y qué opináis de sus uñas efecto Tipp-Ex?


También figura entre nuestras favoritas la modelo Chanel Iman, enfundada en un precioso custom made de Donna Karan Atelier. Pocos diseños hay que no le queden bien a una top de sus características, pero es que este vestidazo en color rojo hace gala de una preciosa silueta que se ajusta perfectamente al cuerpo de la modelo. Además, nos encanta el toque que aportan las joyas de turquesas, creando así un inesperado e ideal contraste.

Lejos de la habitual sobriedad del negro, la también modelo Barbara Palvin acertaba (a mí parecer, porque es bastante relativo) con un complicado vestido de Versace cuya falda parece un híbrido a medio camino entre una falda plisada en largo con partes semitransparentes y una falda corta en línea A. Lo único que no me entusiasma son las mangas de gasa, con unas arrugas más que evidentes, aunque ello no supone un error imperdonable para mí.


A Aishwarya Rai se le está empezando a ir de las manos esto de Cannes... Por mucho que no haya nadie como ella para lucir este tipo de diseños, creo que el exceso de volúmenes que caracteriza el Ralph & Russo que ha lucido esta noche termina por resultar algo demasiado rebuscado. Eso sí, todavía nos gusta menos el Georges Chakra que ha escogido la india para un photocall de tarde, con una caída a base de sobrecapas en acabado dorado que solamente tendría sentido en un editorial de moda.


Apostando también por el blanco, Izabel Goulart ha vuelto a ejemplificar cómo es un estilismo de modelo en Cannes: transparencias, escotazo y, en general, exuberancia. En esta ocasión, la firma elegida era Zuhair Murad y el hecho de que este diseño de la casa libanesa se parezca tanto a lo que haría Donatella Versace no es ningún halago...

Por su parte, la también modelo Petra Nemcova confiaba del mismo modo en un vestido de Zuhair Murad, donde la insinuación que caracterizaba a este diseño en pasarela se ha convertido en vulgaridad. El escote más abierto junto con el modo de lucir la abertura de la pierna terminan por convertir lo que era una pieza de arte en un amasijo de tela carente de buen gusto, algo a lo que también contribuye su inadecuado look de belleza.


Y con las modelos ha llegado también la tendencia del crop top, encabezada por la siempre estilosa Kendall Jenner. Es una pena que no haya podido conseguir una mejor fotografía de este look, pues creo que la pequeña del clan Kardashian ha logrado defender un diseño de Azzedine Alaïa que no resulta nada sencillo. No niego que las transparencias de la falda, que nos dejan ver la ropa interior, sean algo fuera de lugar, pero considero que Kendall se las ha apañado para lucir este dos piezas con actitud y bastante aplomo.

Otra modelo en sumarse a esta tendencia ha sido Joan Smalls, quien también se decantaba por una propuesta de Azzedine Alaïa. Pese a tratarse de un conjunto en blanco nuclear, este diseño está más bien lejos de ser algo "angelical", pues la abertura de la pierna y el abdomen al aire aportan este toque de sensualidad que siempre caracteriza a Joan. En este duelo particular, creo que Kendall es mi ganadora.


Karlie Kloss se cuela entre mis favoritas de la noche por conseguir lo imposible: hacer que (por fin) un diseño de Nicolas Ghesquière para Louis Vuitton pueda convencernos. No es que este vestido vaya a convertirse en un paradigma del buen gusto, pero las eternas piernas de la modelo son una muy buena baza para sembrar la duda en nosotros sobre el nivel que alcanza el estilismo. Nos gusta la silueta columna de inspiración oriental, un recurso que consigue reinterpretar el habitual ribeteado en cuero de Ghesquière y los tupidos tejidos de la firma de un modo más que aceptable.

Un corte similar ha sido el elegido por Doutzen Kroes, aunque está claro que el planteamiento de su look es bastante más convencional. Recurriendo a una de sus firmas de cabecera, la embajadora de L'Oréal volvía a apostar por un diseño de Atelier Versace, cuyo mayor atractivo es el escote estructurado en corte recto con detalles metalizados que sirven como base para los tirantes. De nuevo, creo que la abertura de la pierna no resulta vulgar aquí, sino que aporta ese toque de atrevimiento típico de las modelos (sin ser tan obvio como para caer en el mal gusto).


Me duele que Rossy de Palma encabece nuestra sección de peor vestidas, pero es que este diseño de su íntima amiga Sophie Theallet resulta un poco difícil de asimilar... Por muy diva que sea ella, esta combinación de paillettes en color champán y paneles en encaje marrón parece condenada al fracaso de antemano.

Otra de nuestras decepciones particulares nos la trae la veterana Jane Fonda, quien no acostumbra a resbalar de este modo sobre la alfombra roja (y eso que suele vestir de Versace). Luciendo un vestido de Schiaparelli, el vestido de esta firma termina siendo una pieza surrealista en el peor sentido de la palabra... La originalidad de la línea de escote en relación a la gargantilla de Chopard me parece un punto a su favor, pero ese paño arrugado en color rosa magenta que se convierte en una lazada me parece un desastre en toda regla. ¿De qué década ha salido esto?

No sale mucho mejor parada su compañera de reparto Rachel Weisz, enfundada en un vestido de raso muy parecido a un camisón. Nos encanta el color verde jade de este diseño, así como su manga francesa, pero la elección de este tejido supone para mí un "no" en toda regla. Su peinado tampoco contribuye a mejorar el resultado final, la verdad.


Eso sí, las protagonistas de Youth sí supieron moverse en el entorno del photocall:

El traje chaqueta que lució Jane Fonda en el photocall diurno sí nos cuadra en su estilo: sobrio, elegante y luminoso. En este caso, la veterana actriz sí que supo volver a su favor el pantalón de corte palazzo y el original pañuelo con flecos que añadía a esta propuesta. Más acertada que en el estreno nocturno estuvo también Rachel Weisz, enfundada en un minivestido de la maison francesa Christian Dior. Pese al uso de la paleta en azules y grises decadentes, creo que la coquetería de esta pieza y el estilo ladylike de su look de belleza y calzado terminan por convencernos.

Una jornada más, Nieves Álvarez se ha convertido en la reina indiscutible del Festival de Cannes 2015. ¿Opináis como yo? ¿Qué comentarios os merece la alfombra roja de hoy?

O.

martes, 19 de mayo de 2015

Festival de Cannes 2015: Un despliegue de estilo en la première de "Sicario"


Superado ya el ecuador de este Festival de Cannes, podemos afirmar que la jornada de hoy sí ha estado a ese nivel "sublime" que esperamos en este tipo de eventos.

No es que la calidad en general de los estilismos haya sido más elevada que de costumbre, pero ha habido dos famosas que nos han dado dos lecciones de estilo del modo en que solamente ellas saben... Vamos con este duelo, propio del mejor combate de boxeo:


A nuestra izquierda: Nieves Álvarez, modelo reconocida a nivel internacional, presentadora y musa de la alfombra roja española. Y claro, si a esto le sumamos el preciosismo habitual del couturier libanés Elie Saab y la mano experta del estilista Víctor Blanco, nada puede ser más perfecto. No hay nada que no hayamos dicho ya sobre ella, porque cada aparición de Nieves sobre la alfombra roja es sinónimo de elegancia y buen gusto, algo que ha vuelto a demostrar en esta ocasión. Además, este diseño de Alta Costura Fall 2014 figuraba desde hace tiempo entre mi lista de deseos para la red carpet, y no puedo estar más encantado de que haya sido ella quien lo ha lucido finalmente. Buena nota también para su estilismo, a medio camino entre el glamour clásico del Old Hollywood y el toque de modernidad que aporta su dinámica melena. Y lo mejor nos esperaba en la zona de la espalda:


No hay jornada de Cannes que no tenga su escotazo en la espalda y está claro que Nieves ha sido la innegable protagonista de esta noche. Increíble la contraposición entre la ligereza de dicho escote abierto y el majestuoso volumen de la caída de la falda. Unos vistosos pendientes de Chopard y un clutch de Louboutin eran los encargados de cerrar este look de un modo inmejorable.


A nuestra derecha: Cate Blanchett, actriz doblemente oscarizada, diosa de la elegancia y referente de estilo donde las haya. Ejerciendo su papel de imagen de Armani, la australiana se decantaba por un diseño de la firma, mucho más contenido que su Giles en la première de Carol pero no por ello menos elegante. Inspirado ligeramente en una propuesta de la colección Alta Costura Spring 2014 (pues este vestido es más un custom made que una modificación), este diseño nos ha enamorado gracias a la elegancia atemporal que siempre consigue este infalible tándem formado por la intérprete y la casa de modas italiana. En este caso, el mejor recurso para triunfar ha sido la inspiración oriental de esta colección, materializada aquí mediante los estilizados motivos vegetales en pedrería, el cinturón con volumen estructurado y las elegantes mangas abullonadas. Nunca se logró más con menos.


Eso sí, la sobriedad de Cate Blanchett no se ha convertido en la tónica general de esta alfombra roja, pues los excesivos ball gowns han inundado la red carpet de esta jornada. Completa nuestro top 3 la actriz Araya A. Hargate, quien se enfundaba en la versión refinada del vestido con plumas que lució ayer Sonam Kapoor. Frente al Elie Saab de esta que tanto nos disgustó, el vestido de Ashi Studio que luce la tailandesa me parece toda una obra de arte, más todavía si se tiene la oportunidad de observar al detalle los preciosistas bordados del cuerpo. Nuestra única pega es la apariencia demasiado cerrada del diseño, pues el cuello tipo tortuga, la manga larga y el bajo tupido de plumas terminan por resultar algo invernales para esta época del año.

Menos dramático ha sido el resultado obtenido por Petra Nemcova, aunque por la misma regla de tres creo que termina por convertirse en un look bastante olvidable y vulgar... Dejando a un lado que el estampado floral en azul en relación al fondo rosa de este Zuhair Murad recuerda sospechosamente al de una sábana, creo que el escote excesivamente abierto y las arrugas del bajo de la falda son los dos grandes problemas del estilismo. Además, su melena suelta y descuidada tampoco ayuda a levantar el look.


Mucho más nos ha gustado Natalie Portman, quien se ha atrevido a demostrar lo que puede dar de sí cuando le es infiel a Dior. Decantándose por un vanguardista diseño de Lanvin en color verde jade, la intérprete francesa se ha mantenido fiel a su habitual minimalismo y su confianza en los diseños fluidos, pero al mismo tiempo creo que estamos ante un look muy refrescante y novedoso en ella. Aunque al principio no terminaba de ver el largo por debajo del tobillo, he terminado por convertirme en partidario de la sutileza del escote en V y del fajín en forma de cordeles que ejemplifican a la perfección la moderna elegancia de la mujer Lanvin. Y, la verdad, pienso que Natalie funcionaría mucho mejor como imagen de esta casa.

Por su parte, Emily Blunt se decantaba por un diseño de su compatriota Stella McCartney. La británica suele funcionar muy bien sobre la alfombra roja pero, teniendo en cuenta que ella debería ser la protagonista de este estreno, el resultado nos sabe a muy poco. Cuerpo cuajado de aplicaciones cristalinas y paillettes, manga francesa, escote redondo... ninguna novedad y, pese a ser una elección clásica, las arrugas del bustier nos demuestran que no funciona demasiado bien. Para mí, una de las decepciones de la noche.


Hay modelos como Doutzen Kroes que, con el cuerpazo que tienen, se emplean a fondo para buscar los diseños que peor les pueden quedar. Sinceramente, no entiendo por qué la modelo se ha puesto (¿voluntariamente?) este vestido de Christian Dior, pues las proporciones del diseño no funcionan y las arrugas terminan por condenar este look al desastre.

Tampoco ha sido nada alentador el debut sobre la alfombra roja de Alicia Vikander como la nueva imagen de Louis Vuitton, algo que no debería sorprendernos, ya que los vestidos de Nicolas Ghesquière nunca han funcionado ni parecen que vayan en camino de hacerlo. No hay nada en este vestido Resort 2016 que nos pueda entusiasmar y, si lo hubiera, el visible forro de la falda en blanco y el deprimente color verde musgo impedirían que lo viésemos.


Por último, veamos los dos estilismos que nos han dejado los photocalls de hoy:


Rompiendo con la tónica general de lucir vestidos negros en el photocall matutino, Emily Blunt ha deslumbrado con luz propia al decantarse por este diseño de Peter Pilotto perteneciente a su colección Fall 2015. Como suele ser característico en los vestidos del creador británico, esta propuesta se caracteriza por la originalidad de su estampado en varios colores, gustándonos especialmente la disposición colorista de las piezas cuadradas de la falda. Muy acertadas también sus sandalias en gamuza de Jimmy Choo, a tono con los motivos del bustier, así como su perfecto e impactante labial en un potente color rojo.

Exceso. Así se resume el estilismo que nos ha dejado Aishwarya Rai en el photocall de Jazbaa, contando con uno de los siempre elegantes ball gowns de la firma Oscar de la Renta. Perteneciente a la colección Fall 2015, está claro que este vestido está totalmente fuera de lugar en un photocall matutino celebrado en un barco... pero estamos en Cannes, así que esta excentricidad nos encanta. Hubiese preferido verlo sobre la alfombra roja, pues Aishwarya sería fácilmente una de las mejores de la noche (no solamente hoy, sino en cualquier jornada). Un labial borgoña a tono con el vestido y su deliciosa melena con ondas cierran el look con un sabor Old Hollywood.

¿Qué os ha parecido la jornada de hoy? ¿Quién es la ganadora de este duelo de divas, Nieves Álvarez o Cate Blanchett? Espero vuestros comentarios más que nunca, aunque yo me decanto por mi lado más chauvinista y creo que me quedo con Nieves.

O.

lunes, 18 de mayo de 2015

Festival de Cannes 2015: El estreno de "Inside Out"


Sexta jornada en el Festival de Cannes y nosotros seguimos aquí al pie del cañón, para comentar (casi) en directo los últimos looks que nos dejan las famosas internacionales en la alfombra roja de la Croisette.

Y, aunque la exuberancia de la que hizo gala ayer Cate Blanchett es insuperable, puede que necesitáramos una dosis de sobriedad como esta:


No he conseguido ninguna foto más "convencional" del estilismo de Charlotte Le Bon, pero creo que esta nos sirve a la perfección para comprender por qué la actriz y modelo ha encontrado su pareja ideal en este diseño de inspiración clásica, firmado por Elie Saab. Lejos de las preciosistas aplicaciones del couturier libanés, este vestido nos ofrece una visión depurada y atemporal de lo que parece ser un delicado mármol griego, cual cariátide salida de un templo clásico. Los plisados de la vaporosa falda son una preciosidad y la maestría de los drapeados del bustier solo encuentra competencia en la femenina belleza de la propia Charlotte.


Sin embargo, el diseño más comentado de la noche está siendo el Elie Saab de Sonam Kapoor, una pieza que muchos califican de obra maestra... pero, cuando lo vi sobre la pasarela, recuerdo que este vestido de Alta Costura me recordó más bien a una alfombra de plumas con bastante mal gusto. Para mí, la actriz india todo lo puede, pero los volúmenes y la exuberancia de este diseño son sencillamente imposibles. Lo siento, pero me parece un gran NO.

Justo lo contrario nos ofrecía Amy Poehler, quien posaba sobre la alfombra roja para presentar su última película. No encuentro ningún gran error en su estilismo, pero está claro que este Stella McCartney nos sabe a muy poco para alguien que se sabe protagonista de un evento como este.


También el negro ha sido el color escogido por la modelo Eugenia Silva, aunque su vestido de Christian Dior está sencillamente a otro nivel. No es que sea nada que no hayamos visto ya, pero la silueta se adapta a ella como un guante y tanto las joyas como la melena suelta ayudan a crear una imagen perfecta.

Más espectacular es el vestido de Saint Laurent que ha lucido la top model Lily Donaldson, quien ha encontrado en la espalda de este diseño a su mejor aliado. De nuevo, las aplicaciones salvan un estilismo hecho para Cannes.


Y el momento Zuhair Murad del día nos lo ofrece... Melanie Laurent. Pero, si intentamos dejar de lado el efecto déjà vu que nos produce, creo que la joven actriz francesa ha brillado con luz propia. Enfundado en este vestido Haute Couture Spring 2015, Melanie ha sabido llevar de un modo impecable este vestido con aplicaciones y transparencias tremendamente luminoso. Eso sí, en unas horas no nos acordaremos.

Enésimo Elie Saab de la noche para Andie MacDowell, cuyo estilismo se salva únicamente por la originalidad de su color. Este diseño, perteneciente a la colección Spring 2015 del libanés, quedaba muy bien en color azul empolvado de pasarela, pero este tono coral anaranjado nos parece maravilloso y distinto. Eso sí, unos complementos más acertados y un look de belleza algo más formal hubiesen ayudado bastante.


Despedimos la velada con las tres peor vestidas de la noche... encabezadas, de nuevo, por Eva Longoria. En esta ocasión, la diva se decantaba por un diseño de Gabriela Cadena donde las transparencias en encaje y el exagerado escote vuelven a convertirse en su peor enemigo. Algo similar a lo que ocurría con la nunca estilosa Paris Hilton, aunque en ella lo excesivo eran las lentejuelas. Sin palabras nos ha dejado también Mindy Kaling, pues su diseño de Salvador Pérez parece hecho con tela de disfraces desconjuntada a más no poder.

Estaremos atentos a otros looks que puedan llegarnos de Cannes, pues esta noche se celebra también una gala patrocinada por Calvin Klein e IFP. ¿Y vosotr@s, con qué estilismo de la noche os quedáis?

O.