lunes, 3 de agosto de 2015

El enlace religioso de Beatrice Borromeo y Pierre Casiraghi


De nuevo, comenzamos la semana con energías renovadas, pues nos esperan una cantidad significativa de eventos durante los próximos días. Sin embargo, si abríamos la semana pasada con la boda civil entre Beatrice Borromeo y Pierre Casiraghi, esta semana nos toca hacer lo propio con su enlace religioso.

En esta ocasión, la feliz pareja y su séquito de invitados se trasladaron a la Isla de San Giovanni, una pequeña ínsula en el lago de Maggiore que es propiedad de la familia de la novia. Y, antes de comentar los otros vestidos que lució Beatrice y los estilismos de las invitadas, nuestra atención es para el vestido de novia:


Tras decantarse por un diseño de Valentino para la boda civil, los rumores que apuntaban a Armani como diseñador de este segundo vestido se han confirmado, pues no en vano Beatrice Borromeo hizo varias visitas al taller del couturier. Aunque a estas alturas ya he leído que el diseño parece "aburrido" (más todavía si se compara con el vestido en rosa empolvado que llevó la semana pasada), lo cierto es que yo solamente alcanzo a ver una imagen repleta de discreta elegancia y de una sobriedad muy favorecedora. Puede que esta época del año no sea la más adecuada para llevar manga francesa, pero estoy dispuesto a obviar este detalle porque tanto el cuerpo de encaje del diseño como la fluidez de su silueta resultan maravillosos. Además, me gusta que optara por mantener un maquillaje bastante natural, una de las señas de identidad de esta periodista de origen aristócrata.

Pero no os creáis que esto es todo lo que nos puede ofrecer la novia... pues llevó nada más y nada menos que otros tres vestidos:


Después del enlace civil de la semana pasada, parece ser que Beatrice cambió su Valentino en rosa empolvado por otra propuesta de la misma colección para la fiesta posterior, un vestido con un original estampado a base de nubes. Para la fiesta anterior a esta segunda boda, el modelo escogido fue un Alberta Ferretti que destaca por su inspiración romántica, pese a que las mangas largas no encajan con el clima de la isla. Finalmente, para el banquete celebrado después del segundo enlace, la novia lucía otro vestido de Armani cuya silueta fluida a base de pequeños drapeados recuerda enormemente al estilo de Grace Kelly, un referente muy presente para la familia real de Mónaco.

Y la boda no termina aquí, pues también hemos conseguido imágenes de algunas de las asistentes a esta segunda ceremonia:


La madre del novio suele ir guapa pero sin intentar eclipsar a la feliz pareja, una norma que parece no aplicarse cuando se trata de Carolina de Mónaco. Su amistad con el káiser de la moda no es ningún secreto, así que no nos sorprende que escogiera un diseño Alta Costura de Karl Lagerfeld para Chanel... No obstante, aunque no tengo claro que este sea el vestido más apropiado para la ocasión, me encanta que Carolina tenga un estilo tan personal y original incluso en este tipo de eventos. Por su parte, su hija Carlota Casiraghi prefería un maxivestido floral con volantes de la casa Gucci, firma para la cual trabaja como imagen. En mi opinión, pese a que ella es muy estilosa, Carlota parece ahogada en medio de una inmensa cantidad de tela con poca coherencia y todavía menos gusto.


Tampoco faltaron al enlace Estefanía de Mónaco y su hija Pauline Ducruet, de las cuales solamente puedo decir que iban hechas un cuadro cual divas trasnochadas que son (y eso que estoy siendo amable...). La media hermana del novio, la joven Princesa Alejandra, sí acertaba con un vestido de Chanel en color rosa que nosotros proponíamos para Felicity Jones en los Oscars; la pena es que no dispongamos de ninguna imagen mejor. Otra de las pocas fotos que ha trascendido nos muestra a la Princesa Mette-Marit de Noruega con un vestido de inspiración floral y detalles en encaje guipur de color negro. De nuevo, la manga larga es quizás nuestra mayor pega.

Bueno, ¿qué os ha parecido el segundo vestido de novia de Beatrice Borromeo? ¿Con cuál de las invitadas (que parecían un poco un circo) os quedáis? Nosotros volvemos a dirigir nuestras miradas a la alfombra roja internacional y volvemos en nada con más moda. ¡Feliz semana!

O.

sábado, 1 de agosto de 2015

Ronda de looks con Katy Perry, Kiernan Shipka, Bella Thorne, Fan Bingbing y Rachel McAdams


Después de un par de días alejados de la alfombra roja internacional, volvemos con las pilas cargadas para ponernos al día de las novedades que nos han dejado las famosas durante las últimas horas.

Y comenzamos de un modo inesperado, pues nunca hubiese dicho que una chica como ella firmaría un estilismo como este (qué peliculero acabo de sonar...):


El nombre de Katy Perry y la palabra "elegancia" no suelen figurar en la misma frase, así que no os costará entender por qué este es uno de los mejores looks que hemos visto en la cantante hasta la fecha. Con motivo de una gala benéfica, la californiana se enfundaba en un precioso y veraniego vestido en color blanco nuclear, perteneciente a la colección Resort 2015 de Chloé (aunque en el lookbook lo veíamos en color celeste). Sin abandonar la habitual sensación de relajación que desprende mediante sus estilismos, este diseño de inspiración boho chic supone una opción refrescante a la par que acertada, muy habitual de la excentricidad que suele caracterizarla. Sin duda, nos quedamos con el detalle de los tirantes en pedrería y las espectaculares joyas de Sutra. Por otro lado, el look de belleza también merece un 10.


Mucho más habitual es que Kiernan Shipka se encuentre entre nuestras favoritas, pues la joven fashionista parece dispuesta a regalar lecciones de estilo por allá donde pasa. Asistiendo como invitada al estreno de The Gift, la benjamina del reparto femenino de Mad men volvía a decantarse por un diseño de la casa italiana Valentino, una de sus firmas predilectas. Lejos de resultar un simple LBD, este vestido en negro por encima de la rodilla aporta un toque muy juvenil gracias a su estampado de margaritas y la conocida frase "Me quiere, no me quiere" que tanto se oye en las películas románticas cuando se arrancan los pétalos de dicha flor. Quizás esperábamos unos complementos o un maquillaje algo más luminosos en ella, pero lo cierto es que nos resulta imposible ponerle alguna pega a este look.


Otro estilismo tremendamente juvenil nos llega de la mano de Bella Thorne, quien aparecía así de guapa en el programa televisivo de Jimmy Fallon. Dejándose llevar por su lado más colorista, la actriz, cantante y bailarina apostaba por un vestido perteneciente a la colección Resort 2016 de House of Holland. Tal y como ocurriese en el caso de Katy Perry, nos gusta que la intérprete haya dejado de lado su estilo más atrevido en favor de la vitalidad y el acabado juvenil que desprende este diseño multicolor. Cerraba el estilismo con unas discretas joyas y unos acertados salones en color rosa, a tono con su maquillaje y con la parte superior del vestido.


Nos desplazamos ahora hacia tierras asiáticas para comentar el último estilismo que nos ha dejado Fan Bingbing, quien continúa con la promoción del filme Lady of the Dynasty. En este caso, la intérprete china se decantaba por uno de los siempre complicados diseños de la couturier Ulyana Sergeenko, una de esas piezas donde la Historia de Rusia juega un papel protagonista. Sacado de su colección Alta Costura Spring 2015, propuesta basada en el período de los soviets, este vestido destaca por la sensualidad de su silueta cruzada y por la maestría en el trabajo de los tejidos. Sin embargo, estoy seguro de que a más de uno esto le recordara a una bata de estar por casa, pues es cierto que sus tonos decadentes no ayudan precisamente a levantar el look. Por otra parte, sus salones en negro suponen un gran error.


Cerramos nuestra ronda de looks con Rachel McAdams, quien continúa promocionando la película Southpaw. Para asistir al programa Good Morning America, la canadiense escogía un vestido de Zuhair Murad cuyo estampado de inspiración geométrica resultaba encantador a la par que moderno. Horas después, Rachel se sentaba en el plató de Jimmy Fallon enfundada en una propuesta de la firma Self-Portrait, marca que encaja con el gusto vanguardista de la actriz. Puede que este vestido con paneles semitransparentes y cuerpo en azul marino no sea la elección más favorecedora del mundo, pero está claro que ella sabe cómo defenderlo.

Bueno, ¿con qué look os quedáis vosotr@s? Pese a mi amor incondicional por Kiernan y la sorpresa a todo color de Bella Thorne, yo no tengo más remedio que rendirme a los pies del sublime estilismo que nos ha dejado Katy Perry. ¡Que tengáis un buen fin de semana!

O.

jueves, 30 de julio de 2015

Nadando con estilo: Los bañadores de la natación sincronizada


La alfombra roja nacional e internacional parece estar más calmada que de costumbre durante estos días, así que aprovecharemos la falta de novedades para publicar algunas entradas distintas al contenido habitual.

Una cosa que probablemente no sepáis sobre mí es que soy un gran seguidor de la natación sincronizada, el único deporte que me mantiene enganchado a la televisión. Durante esta semana, se está celebrando en Kazan (Rusia) el último campeonato mundial antes de las Olimpiadas de Río de Janeiro 2016 y dicha competición me ha dado una idea para escribir esta entrada (un poco improvisada).

Y, siendo esto un blog de moda, voy a intentar daros a conocer un poco más el proceso de creación de los bañadores que se utilizan en este deporte:


Sobre estas líneas observamos los bocetos elaborados por la conocida diseñadora valenciana Dolores Cortés para la federación española de natación sincronizada con motivo de su participación en los Juegos Olímpicos de Londres en 2012. A la hora de diseñar este tipo de prendas es importante tener en cuenta una amplia gama de variables, tanto de carácter artístico como de naturaleza técnica. No solamente debe valorarse la adecuación al tema de la rutina, sino también la comodidad, la elasticidad, la correcta adaptación al cuerpo de las nadadoras y la resistencia de sus tejidos y adornos en el agua. Veamos ahora cómo se concretaron el segundo y el cuarto diseño, dos de los más aplaudidos en esta competición.


Para el dúo libre en la competición olímpica, las nadadoras Ona Carbonell y Andrea Fuentes interpretaron un tango que les valió la medalla de plata. Basándose en dicha inspiración, Dolores Cortés confeccionó un bañador con tirante asimétrico y aplicaciones florales que alternaba los colores negro y rojo y se ajustaba al cuerpo gracias a unos acertados drapeados. Además, vemos el pelo de las nadadoras cubierto con la gelatina que usan habitualmente y con un adorno floral en la parte superior del topo. Para el equipo libre, las nadadoras se enfundaron en un bañador cubierto de escamas plateadas que respondía a la temática sobre el mar de esa rutina. Por otra parte, las nadadoras tuvieron que cortarse el cabello para conseguir un acabado efectista de la mano de un gorro que aumentaba el impacto del estilismo.


Otra institución que colabora asiduamente con las nadadoras españolas es la Escola Superior de Disseny de Barcelona (ESDi), lugar de donde es alumna la propia Ona Carbonell. En estas tres imágenes se observan los diseños que lucieron en el Mundial de Barcelona de 2013. El primero de ellos responde a una rutina en equipo basada en el Samsara, es decir, la rueda de la vida en la cultura hindú. El diseño utiliza una característica dualidad de colores india, el rojo y los detalles en plata, del mismo modo en que reproduce detalles como la rica ornamentación hindú o el trabajo del tejido en cachemir. Además, vemos unas falsas aberturas en el bañador que en realidad son paneles de lycra en color nude (no pueden cortarse dichas partes, por la concepción aerodinámica de la forma del bañador y por la necesidad de sujeción).

En segundo lugar, encontramos los bañadores de las rutinas del solo. El primero de ellos se utilizó en una rutina libre inspirada en la canción Barcelona, por lo que el equipo de diseño decidió inspirarse en las formas arquitectónicas características de Antoni Gaudí, uno de los artistas barceloneses más internacionales. Para la rutina técnica, la música del violín ayudó a idear un bañador cuyas volutas y formas sinuosas en aplicaciones doradas recuerdan al cuerpo de dicho instrumento musical.


Durante el Mundial de Kazan 2015 que está teniendo lugar estos días, el equipo de Rusia está dando lecciones de estilo (además de lecciones de natación). La rutina técnica que recibe el nombre de Caleidoscopio ha encontrado su perfecta réplica en unos bañadores cuyos colores vivos y formas geométricas recuerdan a este instrumento óptico. Impecables también los bañadores de la rutina libre en equipo, un ejercicio basado en la banda sonora de Two steps from hell que recibe el nombre de Súplica.


De hecho, el equipo ruso es pionero en la caracterización de sus bañadores. Una muestra de ello la encontramos en una rutina a dúo con Natalia Ishchenko y Svetlana Romashina cuyos gestos imitaban al rey del pop Michael Jackson, del mismo modo en que el bañador reflejaba el homenaje a este cantante. Por su parte, los solos de Svetlana se han centrado últimamente en reconocidos referentes del mundo del espectáculo, como la diva Marilyn Monroe (arriba) o el icónico personaje de Julia Roberts en Pretty Woman (abajo).


Esta misma tarde, las rusas compiten en la final del dúo libre con un ejercicio basado en la vida extraterrestre, con unos bañadores y un tocado triple perfectamente adaptados al tema. Pero ellas no son las únicas que apuestan por la originalidad, pues este mismo año el equipo de Grecia ha presentado una rutina donde Úrsula, la mala de La Sirenita, es la indiscutible protagonista. En años anteriores hemos visto bañadores tan originales como el del cuerpo humano del dúo brasileño o el de los arlequines de la pareja canadiense.

Y, por último, despediremos esta entrada con el bañador de uno de mis ejercicios favoritos:


De nuevo, son las rusas Natalia Ishchenko y Svetlana Romashina quienes firman un ejercicio perfecto. Bajo el nombre de Puppets (Títeres), las laureadas nadadoras nos presentaban una rutina donde las muñecas diabólicas se erigían como protagonistas. Aparte de un intrincado cuerpo cuajado de aplicaciones y unos topos con pedrería roja, el maquillaje inspirado en las muñecas redondeaba el estilismo más perfecto que recuerdo hasta la fecha en la natación sincronizada.

Desde luego, los bañadores que se utilizan en este deporte son creaciones exclusivas que responden a inquietudes verdaderamente artísticas. Si bien el diseño y la inspiración artística ocupan un lugar predominante, tampoco se descuida el estudio de la resistencia y las propiedades físicas de los distintos materiales utilizados para convertir la piscina en un espacio destinado a albergar una obra de arte.

O.

martes, 28 de julio de 2015

Nos vamos de estreno (por partida triple) con la recién llegada Rebecca Ferguson


No sé si será por la falta de eventos durante estos días o porque la película Misión Imposible: Nación Secreta está teniendo una promoción inmejorable, pero el caso es que la entrada de hoy está dedicada a una recién llegada al mundo del espectáculo y, por extensión, a la alfombra roja.

Es bien sabido que Tom Cruise siempre se rodea de alguna que otra chica joven en todas las entregas de esta saga de acción, y aquí tenemos a la agraciada de este último filme:


De los tres estilismos que ha lucido Rebecca Ferguson a lo largo de los tres últimos días, quizás el más destacado sea el del estreno que tuvo lugar en Viena. Mimetizándose con la alfombra roja, la actriz de origen sueco apostaba por un custom made del diseñador Elie Saab, un vestido que rehuye las clásicas aplicaciones del couturier libanés en favor de una silueta entallada con abertura en la pierna y detalle en forma de abotonadura que resulta mucho más sensual de lo habitual. ¿Nuestros "peros"? Pues la verdad es que la zona del pecho no termina de estar bien ajustada y creemos que la manga tres cuartos es quizás demasiado calurosa para estas fechas. Eso sí, la espalda del diseño compensa estos pequeños problemas con creces:


Sin duda, el escote asimétrico de inspiración geométrica que vemos en la espalda es un recurso tremendamente efectista, aunque quizás sea también el motivo de algunas de las arrugas que se observan en la parte delantera. Respecto a su look de belleza, creemos que el maquillaje lleno de luz y la melena ladeada ayudan a crear una imagen natural que cede todo el protagonismo al diseño.

Si bien la promoción empezó en Viena, Rebecca ha protagonizado otras dos apariciones sobre la alfombra roja en Londres y en Nueva York:


Si bien su estilismo en Viena es el que resulta más espectacular y llamativo a simple vista, la verdad es que el look que nos dejó en Londres es incluso más redondo que el anterior. Para la ocasión, Rebecca se decantaba por un mono de Diane von Furstenberg, cuyo patronaje termina por convertirse en una lección de sobriedad. Si bien el efecto cruzado de las solapas nos recuerda al wrap dress, lo cierto es que el diseño nos recuerda mucho más a los códigos de indumentaria masculinos, con unas formas más ajustadas que consiguen que le siente como un guante. Nos gusta también su look de belleza, protagonizado por una sencilla pero acertada coleta.


Y terminamos nuestro repaso en Nueva York, donde la actriz nos regalaba ayer mismo el último de sus looks (por el momento) en esta promoción. En mi opinión, este Vivienne Westwood es el estilismo menos afortunado de los tres, aunque hay que reconocerle a Rebecca la capacidad de ofrecernos propuestas muy distintas que se alejan de lo convencional. No obstante, creo que las arrugas y el escote drapeado de este Westwood se han convertido, literalmente, en algo demasiado complicado de defender para ella. En su favor, diré que la seda con brillos es un tejido muy difícil de llevar, más todavía en color negro, y este look tampoco se ha convertido en un gran desastre. Eso sí, hubiese agradecido un peinado algo más elaborado.

¿Qué os parecen los estilismos de esta recién llegada a la alfombra roja? ¿Con cuál de los tres os quedáis? Pese a que el Elie Saab rojo resulta más espectacular a simple vista, creo que el mono de DVF en azul es el diseño que mejor le sienta de los tres.

O.

lunes, 27 de julio de 2015

La boda civil de Beatrice Borromeo y Pierre Casiraghi


Ayer mismo se celebró en el Principado de Mónaco la boda de uno de los miembros de la familia real monegasca. Pierre Casiraghi, sobrino del Príncipe Alberto, daba el "sí, quiero" a Beatrice Borromeo, una joven descendiente de familia aristocrática con la que comparte vida sentimental desde hace ya unos cuantos años.

En primer lugar, debemos tener en cuenta que este es solamente el primer "sí, quiero" de la feliz pareja, pues a esta boda civil le seguirá un enlace religioso el próximo sábado 1 de agosto. Eso sí, estará difícil que la novia supere en originalidad e inspiración principesca a su primer vestido:


Muchos eran los nombres de casas de moda candidatas a firmar este vestido: Chanel, Armani... pero, finalmente, la maison Valentino fue la escogida por la novia para confeccionar este vestido de novia tan especial. Teniendo en cuenta el espíritu fashionista de Beatrice y el dress code menos rígido para una boda civil, no nos sorprende encontrarnos ante un vestido que cambia el clásico color blanco por un bonito rosa empolvado que se encuentra en consonancia con la inspiración en un cuento de hadas que parece tener este vestido. Es una pena que no dispongamos de fotos más al detalle, pero en esta se aprecia que la novia decidió acompañarlo con un ramillete de flores y una diadema que dan cierto acabado bohemio a este look.

Veamos ahora el boceto del vestido, publicado por la casa Valentino:


Los diseñadores de Valentino, Pierpaolo Piccioli y Maria Grazia Chiuri, publicaban durante unas horas en su cuenta de Instagram el boceto del agraciado diseño. En cualquier caso, no se trata de una creación exclusiva, sino más bien de una gran modificación del diseño de la derecha, una propuesta de la colección Haute Couture Spring 2015. Desde luego, el cambio ha sido para bien, pues el hecho de acortar la capa, cambiar el color y abrir el cuello ha ayudado a crear un vestido mucho más apropiado para estas fechas estivales.

Posteriormente, se celebró el Baile de la Cruz Roja, un evento donde los conocidos más allegados de la pareja se reunieron con ellos para celebrar el enlace. Y, con el permiso de la novia, tenemos una clara favorita:


Parece ser que Charlene de Mónaco y la novia lo tenían todo hablado, pues la exnadadora también apostó por un diseño de Valentino para asistir al baile. En este caso, la sobria elegancia de la princesa se tiñó de un potente color rojo al decantarse por este sofisticado mono de la colección Resort 2015, un diseño de escote asimétrico con lazada y pantalones palazzo que parecía hecho para ella, pues Charlene tiene la altura necesaria para lucirlo y el escote nos deja ver su atlético hombro de nadadora. Un look de belleza sencillo y unos discretos complementos en dorado bastaron para convertirla en la más guapa de la fiesta.


No suelen gustarme las bodas reales, pero el mundo de cuento que consiguen en los enlaces de Mónaco bien merece nuestra atención. Ahora, solamente queda esperar el enlace religioso, donde presumiblemente la novia llevará un vestido de Armani (se la ha visto salir varias veces de su taller, y si no lo ha llevado en la boda civil...). ¿Os ha gustado la elección de la novia? ¿Nos quedamos con la feminidad de su estilismo o con la elegancia natural del look de Charlene?

O.

jueves, 23 de julio de 2015

El arte de vestir bien: Fan Bingbing conquista Pekín con un espectacular Ralph & Russo


Salvo en ocasiones especiales, no suelo escribir dos veces en un mismo día en este blog... Y creedme, esto es una ocasión especial. Ha llovido mucho desde que publicamos nuestros diseños favoritos de la Alta Costura Spring 2015, pero cuando he visto este diseño me he acordado de por qué lo incluí entre mis deseos para la alfombra roja:


Reconozco que no pensé en Fan Bingbing cuando destaqué este precioso vestido de la colección Spring 2015 de Ralph & Russo, pero nadie hubiese podido ofrecernos una imagen más perfecta de la que estáis contemplando sobre estas líneas. Teniendo en cuenta que la película que presentaba se titula Lady of the Dynasty, es innegable que la actriz no habría podido conseguir otro diseño de apariencia tan regia como esta espectacular creación de la casa británica. De por sí, la capa en crepé de seda que cae desde los hombros es ya un recurso de gran maestría, pero lo que realmente me ha cautivado es su impecable cuerpo a base de cuentas vidriadas e impresionantes brocados que crean un sublime encaje de guipur blanco.


Por otra parte, la actriz asiática ha logrado hacer suya esta creación de Alta Costura gracias a unos vistosos pendientes a base de esmeraldas firmados por Chopard y un maquillaje lleno de luz. Además, el recogido era necesario para cerrar el estilismo de un modo impoluto.

Un look de matrícula de honor, ¿no creéis? Es cierto que Fan Bingbing ya nos había dejado algunos estilismos a lo largo del 2015 dignos de figurar entre los mejores del año, pero creo que este supera a todos los otros con creces. Como siempre, os cedo a vosotr@s la última palabra.

O.

Look del día: El sorprendente y perfecto estilismo veraniego de Charlize Theron


Si ayer a última hora de la tarde comentábamos los estilismos que nos dejó el estreno neoyorquino de Paper towns, hoy retomamos un look que no pudimos comentar por falta de tiempo. Porque, ante todo, está claro que el estilismo que veremos a continuación supone una sorpresa mayúscula:


Charlize Theron suele lucir vestidos negros en (casi) todas sus apariciones sobre la alfombra roja, así que este minivestido de la colección Resort 2016 de Christian Dior supone un soplo de aire fresco sin salirse de la senda de perfección que suele caracterizarla. Para asistir al estreno de Dark Places, la intéprete sudafricana se decantaba por esta creación de Raf Simons cuya silueta fluida y cuyos colores encajan de un modo impecable en lo que se espera de un estilismo veraniego. Convirtiendo la frescura del color amarillo y la dulzura del color rosa empolvado en sus mejores aliadas, la oscarizada actriz demostró por qué es la mejor imagen que la maison francesa podría desear, junto con Marion Cotillard. Veamos ahora los detalles del estilismo:


Sin duda, tanto el recogido como el maquillaje ultranatural de Charlize son de 10, un nivel de perfección que se extiende también a los complementos. Pese a que el color amarillo era el protagonista indiscutible de su vestido (y del look en general), el clutch de Dior y las sandalias de Giuseppe Zanotti se sumaban al color rosa empolvado del vestido. Unas bonitas joyas de Harry Winston eran las encargadas de poner punto y final a esta maravilla de estilismo.

¿Qué os parece el look de Charlize Theron? Personalmente, aunque este vestido encajaría mejor en el estilo de alguien como Kiernan Shipka o Amanda Seyfried, creo que Charlize ha sabido llevarlo a ese terreno de la sofisticación que ella domina con maestría. Y a ti, ¿te gustaría tener este vestido en tu armario?

O.